Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Iñaki Urdangarin al fin dejará de dormir en la cárcel, pero continúa su condena

El buen comportamiento del esposo de la infanta Cristina de España y el programa para presos económicos que ha seguido parece que lo tienen a un paso de la libertad
miércoles 23 junio 2021
Iñaki Urdangarin
Iñaki Urdangarin.

Parece que este 2021 ha traído ya varias buenas noticias para Iñaki Urdangarin, cuñado del rey Felipe VI de España.

En enero se le concedió una pena reducida de dos años, dejó la cárcel de Brieva, donde se encontraba desde el 18 de junio de 2018, para ser trasladado a la cárcel de Zaballa en Álava (cerca de la casa de su madre), y en febrero ya gozaba de un régimen de semilibertad al obtener el tercer grado penitenciario por el que había luchado por mucho tiempo, éste le permitía tener los fines de semana libres y de lunes a jueves regresar a la prisión solo para dormir.

Publicidad

Es ahora que el esposo de la infanta Cristina de España prácticamente ya tiene la libertad condicional, pues un juez le ha aplicado el artículo 86.4 que le permite, de ahora en adelante, dormir todos los días en la casa de su madre en Vitoria.

Esto significa que por primera vez en tres años, Iñaki ya no tendrá que dormir en la prisión ni una noche más. Solo deberá regresar a ella para continuar con el programa de reinserción de presos económicos (PIDECO) y tendrá controles presenciales semanales o telefónicos.

Debido al juicio por el que atraviesa el yerno del rey Juan Carlos, el esposo de la infanta Cristina desea cambiarse a una morada más económica para afrontar a la ley.
La infanta Cristina, a pesar de la vergüenza y la pérdida de su lugar en la familia real de España, sigue muy unida y apoyando a Iñaki Urdangarin.

Por si esto fuera poco, el juez de Vigilancia Penitenciaria recientemente autorizó que el ex duque de Palma ya no usara la pulsera de control y, desde hace poco, ya puede viajar fuera de España, una decisión totalmente conveniente ya que su esposa, la infanta Cristina, y su hija Irene viven en Ginebra, Suiza. Sin pensarlo, Urdangarin ya ha disfrutado de este permiso al viajar el 10 de junio a Suiza para pasar unos días, de los 48 que le otorgaron al año, con su familia.

 

Iñaki Urdangarin ingresó en la cárcel tras ser sentenciado a una condena de 5 años y 10 meses por el “caso Nóos” por malversación, prevaricación, fraude a la Administración, dos delitos fiscales y tráfico de influencias.

El objetivo de su abogado, Mario Pascual Vives, es que Iñaki termine su condena en Ginebra para que pueda estar al lado de su esposa nuevamente.

 
Publicidad
Publicidad