Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Las 'fake news' y la salida de los duques de Sussex de la Casa de Windsor

En la familia real británica el protocolo es muy claro y hay cosas que no se le permiten a ningún 'royal', cómo supieron bien Meghan Markle y el príncipe Harry.
sábado 11 julio 2020
Meghan Markle
Meghan Markle no pudo aceptar un estricta regla de la familia real británica.

Aunque hay muchas teorías sobre la salida de Meghan Markle y el príncipe Harry de la familia real, la semana pasada los abogados de la ex actriz presentaron una documentación en el Tribunal de Justicia, en los que se aseguró que la Casa de Windsor no intervino por la duquesa de Sussex ante los tabloides que se dedicaron a atacarla.

Ahora, la revista People publicó exactamente a qué se refería la defensa y la influencia que pudo tener en la decisión tan apresurada y radical del Megxit: "Meghan se sintió frustrada durante mucho tiempo con la política tradicional de no poder responder o comentar las historias falsas de los tabloides", dijo una fuente cercana a la pareja.

Publicidad

"La posición (en el Buckingham) era no hacer comentarios o ignorar las historias, y la gente activamente le impedía responder a cosas que sabíamos que no eran ciertas. Eso es con lo que ella está teniendo problemas", abundó el informante.

Esta revelación podría explicar a que se referían los documentos que aseguraban: "Meghan se sentía desprotegida por el palacio, incluso cuando estaba embaraza, situación que le provocó estrés y ansiedad", según revelaron sus amigos cercano a People.

Previo a su separación de la familia, los duques de Sussex comenzaron a dar pequeñas señales de sus planes a futuro. Uno de ellos fue la contratación de la agencia Sunshine Sachs, en 2019, la misma firma con la que Markle trabajó cuando era actriz.

Publicidad

"Los equipos del palacio enfrentan una dificultad de que, cuando las cosas van mal, particularmente en asuntos de la vida privada, con frecuencia cualquier acción tomada por los medios empeora. No es que la familia real no quiera ayudar, es sólo que no quieren empeorarlo dando más oxígeno al rumor", dijo otra fuente.

Buckingham tiene la política de ignorar las historias sobre los asuntos privados, independientemente de su veracidad; esto es algo que lleva años, incluso cuando los medios de comunicación casi no publicaban noticias negativas sobre la realeza.

Y aunque los tabloides evolucionaron y la familia real se convirtió en un tema de interés a nivel mundial, el palacio no cambió este protocolo, pese a que en ocasiones sus publicaciones rebasan la intimidad de los royals, como en 2012 cuando publicaron unas fotos de Kate Middleton en topless.

#YoMeQuedoEnCasa: Descarga gratis la revista digital de junio (da clic en la imagen)

Publicidad
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad