Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Tras 72 años de casados, así es como Felipe apoya a Isabel II en la cuarentena

Ambos se encuentran en el castillo de Windsor y su presencia ha sido escencial durante este confinamiento, pero también a lo largo de toda la vida de la reina.
viernes 01 mayo 2020
Duque de Edimburgo y la reina Isabel II
El duque de Edimburgo y la reina Isabel II.

Desde hace más de un mes, la reina Isabel II y su esposo Felipe, duque de Edimburgo, se encuentran confinados en el Castillo de Windsor, como parte de las medidas establecidas por las autoridades de la salud para evitar la propagación del contagio de coronavirus.

Aunque tienen más tiempo para estar juntos, que Felipe sea el principal soporte de su majestad británica no es nuevo, durante los 72 años que tienen de casados, el duque de Edimburgo ha sido su confidente y es quien la aconseja cuando es necesario, sobre todo ahora que pasa por momentos complicados.

Publicidad

El traslado a Windsor y la pandemia por el coronavirus obligaron a que el duque de Edimburgo a volviera de su retiro voluntario de la vida pública; a principios de este mes envió un mensaje a los trabajadores de primera línea que luchan contra el COVID-19.

A medida que nos acercamos a la Semana Mundial de la Inmunización, quería reconocer el trabajo vital y urgente que muchos están haciendo para enfrentar la pandemia, aquellos en la parte médica y científica, en universidades e instituciones de investigación, todos unidos trabajando para protegernos del COVID-19

 

Aseguró el príncipe Felipe, quién añadió: "A nombre de aquellos que permanecemos seguros y en casa, también quiero agradecer a todos los trabajadores clave que aseguran que la infraestructura de nuestra vida continúe; el personal y los voluntarios que trabajan en la producción y distribución de alimentos, los que mantienen el correo y los servicios de entrega en marcha, y a aquellos que aseguran que la basura continúa siendo recolectada".

Con ese ejemplo de su más fiel consejero, Isabel II dio un histórico discurso en televisión para enviar un mensaje de esperanza a los británicos: "Deberíamos sentirnos tranquilos de que, si bien aún tenemos más que soportar, volverán mejores días: estaremos con nuestros amigos nuevamente, con nuestras familias, nos encontraremos otra vez, pero por ahora, les mando mi agradecimiento y mis mejores deseos", dijo.

 
Publicidad
Publicidad