Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Historias

A pesar de la austeridad mundial, los gastos personales de Isabel II aumentan

La monarca del Reino Unido no escatima en su consumo personal, antenla grave situación actual, debido a la pandemia por COVID-19.
miércoles 29 abril 2020
Reina Isabel II
Aún en los tiempos difíciles, Isabel II no reduce sus gastos personales.

Pese a que el mundo entero pasa por momentos complicados, tal parece que la reina Isabel II no escatima en sus gastos personales, que van desde sus coloridos looks hasta sus múltiples residencias reales y su mantenimiento.

Cada año los contribuyentes ingleses generan una aportación de 70 millones de libras, pero con el aumento de los precios por la actual crisis, los lujos de la reina y sus allegados no se estarían reduciendo. La editora Katie Nicholl dijo al portal Express.uk: "La familia real de Gran Bretaña es famosa por sus ceremonias tradicionales servicio dedicado y gastos lujosos".

Publicidad

Nicholl comentó que la residencias reales "son increíblemente caras de administrar y las facturas son realmente sorprendentes. Es una época de apretarse el cinturón, sus costos siguen aumentando".

Otro ejemplo de ese gasto, que reveló el mayordomo real Paul Burrel, es que el vestuario de la reina tiene su propia habitación en el Palacio de Buckingham. Cada mañana, Isabel II elige el look que usará en el día y para su comodidad tiene dos bosquejos con un pedazo de tela, para que la monarca pueda recordar si es seda, algodón o lana.

 

Isabel II, quien la semana pasada cumplió 94 años, es conocida por usar looks de colores brillantes y sombreros a juego, diseñados por su modista Angela Kelly o el modisto real Stewart Parvin.

La intención de usar ese tipo de ropa es para ayudarla a distinguirse de las multitudes y recordar su importante papel dentro de la familia. Ante estas revelaciones, ya sabemos que Meghan Markle no era la única despilfarradora dentro de la realeza.

 
Publicidad