Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Historias

Modelo rusa confiesa que exrey de Malasia le fue infiel a pocos días de su boda

Mientras la modelo busca que su hijo sea reconocido como hijo legitimo del sultán, ha revelado nuevos detalles sobre los problemas que antecedieron al divorcio.
mar 25 febrero 2020 10:05 AM
rey-malasia-rusa.jpg
Rihana Oksana Petra Voevodina con el exrey de Malasia, Mohamed V

El divorcio entre Mohammed V de Kelantan, antiguo rey de Malasia, y la modelo rusa Oksana Voedovina , fue uno de los más polémicos de todos los tiempos. La pareja decidió pasar por el altar en noviembre de 2018, y tras el nacimiento de su hijo Ismail Leon, medio año después pusieron fin a la relación.

Publicidad

Una ruptura mediática, que según confesó la ex Miss Rusia, se había enterado “a través de Internet”, ya que el monarca la había abandonado en diciembre sin motivo aparente.

Lo anterior puso en tela de juicio la paternidad de su hijo, ya que el que fuera rey de Malasia, no ha tenido la oportunidad de conocerlo, aunque la misma Oksana lo ha defendido con uñas y dientes.

En esta lucha por el reconocimiento oficial de Leon como hijo de Mohammed V, la modelo rusa ha vuelto a romper su silencio para el canal estatal ruso Channel One, donde ha querido revelar nuevos datos sobre la turbulenta historia de amor que vivió con el antiguo monarca malasio.

En esta entrevista, ha confesado que dos días después de su boda en Moscú, sucedió algo que “lo cambió todo” en su relación. Una misteriosa llamada telefónica al móvil de Mohammed V, que fue contestada por la modelo mientras éste estaba en el baño, en la que una voz femenino le advertía:

"Dos días después de la boda tuvo lugar el hecho que cambió todo. Mi esposo estaba en el baño. Su teléfono sonó y en la pantalla parpadeaba el nombre de un tal Bob. Estaba segura de que era un amigo estadounidense que querría felicitarnos por la boda. Contesté al teléfono y escuché una voz femenina histérica que me gritaba: ¡Soy su esposa. No te atrevas a atender el teléfono de mi esposo!”, dijo la modelo. Cuando el monarca salió del baño, se percató de la situación “cogió el teléfono y se fue a hablar a otra habitación”, revela Oksana.

 

Más tarde, Mohammed V aclaró a su esposa que se trataba de su ex, con la que todavía tenían asuntos que resolver sobre unas propiedades.

Según relata Voedovina, concretamente se trataba de Diana Petra, una mujer checa con la que el sultán se casó en 2010. Pese a que el malasio le mostró el certificado de matrimonio que establecía que Oksana era su primera y única esposa, este hecho marcó un antes y un después en su matrimonio.

 

Tags

Publicidad
Publicidad