Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Príncipe Carlos se niega a mantener los lujos de Meghan y Harry tras su traición

Harry y Meghan recibían dinero tanto de la reina como del heredero a la corona.
viernes 10 enero 2020
Commonwealth Day service at Westminster Abbey, London, UK - 11 Mar 2019
Mandatory Credit: Photo by Shutterstock (10150773fc) Prince William and Catherine Duchess of Cambridge and Prince Harry and Meghan Duchess of Sussex with Camilla Duchess of Cornwall and Prince Charles. Commonwealth Day service at Westminster Abbey, London, UK - 11 Mar 2019

Aunque el príncipe Harry no es heredero, sí ha creado un caos en Buckingham con su renuncia , un escándalo que pudo haberse evitado pero no, él y su esposa, la ex actriz, Meghan Markle, no quisieron que fuera así. Ellos querían hacer ruido y levantar una polémica innecesaria muy probablemente para atraer atención y fondos para su nueva fundación.

Como sabemos los Duques de Sussex renunciaron a la ayuda económica que reciben del dinero público vía la reina Isabel II, quien es la encargada de decidir cuánto dar a cada miembro de su familia por representar a la corona. Esa cantidad sólo representa el 5% de sus ingresos, el otro 95% lo reciben del ducado de Cornualles, ósea del príncipe Carlos, quien ve por sus dos hijos, Harry y William.

Fuentes cercanas al equipo del heredero citadas por el diario “The Times” aseguran que el príncipe Carlos está decidido a retirar el otro 95% que reciben los Duques de Sussex debido al gran enfado que le han hecho pasar al anunciar esta decisión sin su consentimiento y el de Isabel II.

Publicidad

La conspiración Sussex

Esta inquietud de separarse de la corte de los Windsor ya la habían planteado los Sussex a Isabel II desde del mes de octubre, pero ella los rechazó tajante aunque después aceptó que se revisara el caso para encontrar una solución adecuada entre los deseos de su nieto y sus obligaciones reales.

Estas pláticas estaban apenas comenzando cuando el pasado miércoles por la noche Harry y Meghan anunciaron su “abdicación” vía Instagram sin el consentimiento de la reina y Carlos, algo que enfureció al resto de la familia real, pues parecía que los Duques de Sussex ya tenían muy bien trazado su plan, pues, además, ya estaba lista la página web de su nueva fundación.

Tan planeado lo tenían que dejaron a Archie al cuidado de su nana en la casa de su amiga Jessica Camulroney en Canadá. De hecho, ayer se supo que Meghan regresó a este país dejando a Harry negociando su futuro.

Sólo tres días permaneció la actriz en el Reino Unido luego de seis semanas de vacaciones.

Sabían bien lo que iban hacer y lo que iban a provocar, el factor sorpresa jugó un papel determinante para que se desatara una crisis en la que ahora ya ha tenido que intervenir el gobierno inglés por petición de la reina, que está muy preocupada por la seguridad de su nieto. Quiere específicamente encontrar una solución para que Harry conserve la seguridad sin importar el futuro que tome esta situación.

Los británicos están muy enojados por la manera de actuar de Harry y cómo se ha dejado manipular por Meghan, quien ha terminado con la paz de la familia real en sólo 19 meses.

Publicidad

Carlos dolido

Ahora la decisión del príncipe Carlos de retirar la ayuda económica no sorprende, pues el deseo de su hijo menor de crear una fundación aparte de la casa real es muy delicada ya que a veces es muy difícil rastrear el origen de las donaciones que muchas veces se presta al lavado de dinero. Carlos justamente quiere evitarse un problema futuro y no quiere que el capital que su fortuna se mezcle con fondos de origen dudoso o peligroso.

Además, las mismas fuentes que cita The Times aseguran que el heredero a la corona no piensa seguir manteniendo los gastos de su hijo y nuera que muchas veces están rodeados de lujos innecesarios y lo ha dejado claro a su equipo: “No les extendería un cheque en blanco” (y más cuando no piensan seguir la misma línea de trabajo de toda la familia).

State Opening Of Parliament, London, UK - 19 Dec 2019
La reina Isabel II, príncipe Carlos.

La paciencia de Carlos se ha terminado. Carlos les dio la boda que querían, la casa que querían, la oficina que querían, el equipo de trabajo que querían, las fundaciones que querían apoyar, ha cedido en absolutamente todos los deseos de la pareja y ahora esto.

Tras su renuncia pretenden conservar todos los privilegios, la ayuda económica de Carlos, la casa que les dio, Frogmore House, y cuya remodelación costó poco más de dos millones de libras y, además, están exigiendo conservar la seguridad real financiados por el Estado. Muchos lo descartan, pero bien podríamos ver la próxima semana que Harry y Meghan renuncien al Ducado de Sussex si no los dejan hacer lo que ellos quieren. Ellos ya tiene su plan y quieren separarse de los Windsor pase lo que pase y desean orillar a la Reina a tomar esta difícil situación para quedar nuevamente como víctimas. ¿Lo conseguirán?

Publicidad
Publicidad