Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La reina no le prestó a Meghan la tiara que quería para su boda, ¿por?

Hay dos versiones: una, que la reina no quiso cumplir el capricho de la actriz; otra, que la joya rompía con la tradición de las joyas que se han usado en las bodas reales
sábado 12 octubre 2019
bodas-poster-meghan.jpg

Si por algo se caracterizó la boda de Meghan Markle con el príncipe Harry fue por que estuvo plagada de polémicas: desde que no la dejaron usar el vestido que quería pasando por el pleito que supuestamente tuvo con Kate Middleton hasta que una de sus asistentes renunció antes de que la actriz se convirtiera oficialmente en la Duquesa de Sussex.

A casi un año y medio de distancia se acaba de dar a conocer una controversia más que rodeó su boda: la tiara que Meghan quería lucir en su día. Se dice que esta pieza se la iba a prestar la mismísima reina Isabel II, pero al parecer, de último momento se arrepintió.

Publicidad

Varios rumores apuntan a que que la monarca inglesa no se la quiso dar después de meditar la famosa frase de su nieto Henry, quien aseguraba que "lo que Meghan quiere, Meghan lo consigue”. Y esta vez no quiso que la ex actriz se saliera con la suya.

Para una recepción diplomática en Viena en 1968 presumió la diadema `Russian Kokoshnik´, la cual originalmente utilizó en la presentación de la princesa Alexandra. La entonces princesa de Gales mandó a hacer la diadema inspirada en los sombreros típicos rusos (kokoshnik) para la ocasión especial.
Ésta es la tiara que Meghan Markle quería usar el día de su boda.

Sin embargo, hay otra versión, mucho más creíble, que apunta a que la tiara que supuestamente quería Meghan (pieza conocida como la Kokoshnik ) no era apropiada para lucirse en una boda.

Se trata de una joya elaborada en Rusia en el siglo XIX y fue hecha para una boda: la de la duquesa María de Mecklenburg-Schwerin con uno de los hijos de Alejandro II de Rusia, el gran duque Vladimir Alexandrovich.

Publicidad

En los años 20 y debido a la Revolución Rusa, María de Mecklenburg-Schwerin huyó de su país después de pasar algunos años en arresto domiciliario. La joya pudo salir también con su dueña. Luego se supo que la abuela de la reina Isabel II compró la tiara y la mandó restaurar.

Esta fue la tiara que lució Kate en su boda con el príncipe Guillermo.
Esta fue la tiara que lució Kate en su boda con el príncipe Guillermo.

Esta joya incluye perlas y esmeraldas intercambiables… y ha sido tradición en la Casa Real Británica que sus mujeres luzcan tiaras montadas exclusivamente con diamantes en el día de su boda. Tal ha sido el caso de la propia Isabel II, Lady Di, Sarah Ferguson, la princesa Margarita y hasta Kate Middleton.

Entonces, no habría sido correcto que Meghan Markle rompiera la tradición. Por ello, la actriz de Suits lució la tiara ‘bandeau’, hecha con platino, diamantes y gran diamante central, que había sido propiedad de la reina consorte Mary de Teck (abuela de Isabel II) y que no se había visto en público desde hacía 50 años.

Publicidad
Publicidad