Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

AHORA EN VIVO

Nuestras Historias

Así ha afectado a la escuela, la presencia de los principitos George y Charlotte

Aunque ellos han tratado de llevar una vida normal, tal parece que su presencia ha incomodado a los trabajadores de Thoma’s Battersea.
lunes 23 septiembre 2019
príncipe George y princesa Charlotte
La presencia de los príncipes ha ayudado a ganar popularidad al colegio, pero ahora, tal parece que se salió de control.

Hace un par de semanas, los diarios británicos dieron a conocer entre sus páginas que la princesa Charlotte daba por iniciado su primer día de clases en el prestigiado colegio Thoma’s Battersea. Hasta hace un par de años, la institución educativa no era tan conocida pero, a raíz de la matriculación de los hijos del príncipe William y Kate Middleton ha ganado cierto prestigio.

Publicidad

Pero tal parece que no todo es miel sobre hojuelas y aunque los duques de Cambridge han intentado de muchas maneras que sus hijos lleven una vida totalmente normal y lo más parecida a la que llevan los niños de su edad, los trabajadores del prestigiado colegio ya sufren los estragos de tener entre sus alumnos a los herederos la trono de Inglaterra.

De acuerdo con el diario británico Mirror, ha incrementado sin medida la demanda de peticiones de inscripción, por parte de los padres de familia que desean que sus niños estudien junto con los herederos de William y Kate, o lo hagan en el futuro.Esta situación ha provocado un caos entre el personal de administración.

Publicidad

Ante esta sobre demanda, las autoridades de Thoma’s Battersea ya han dado a conocer que el cupo de este ciclo está cubierto, hasta el próximo ciclo escolar para los padres que quieran realizar el trámite en línea.

Pero eso no es todo, la directiva del colegio ha cambiado algunas normas de inscripción. Una de ella es que, los solicitantes tengan al menos un año de edad, ya que algunos padres hicieron la solicitud para sus hijos que ni siquiera han nacido. Con tal de que estudien en la misma institución que el príncipe George y la princesa Charlotte .

“Decidí que necesitábamos cambiar las cosas después de que una mujer embarazada tuvo una pelea con nuestra oficina y le pidió que pusiera a su bebé nonato en la parte superior de la lista de espera”, dijo al Mirror Ben Thomas, uno de los dueños de la institución.

Publicidad
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad