Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El príncipe Carlos reconoció que no amaba a Diana y aún así se casaron

De acuerdo al documental Charles y Di: La verdad detrás de su boda, el matrimonio estaba destinado al fracaso.
Este famoso anillo continúa siendo de las peizas con más réplicas en el mundo.
Este famoso anillo continúa siendo de las peizas con más réplicas en el mundo.

La historia de amor de la Princesa Diana y Carlos de Gales estaba escrita: A Lady Di le esperaba una vida de sufrimiento y decepción, pues el príncipe reconoció que no la amaba un mes antes de la boda y aún así se casó con ella.

Un el nuevo documental Charles y Di: La verdad detrás de su boda, se revela que el padre de William y Harry le dijo a un amigo, solo un mes antes de llegar al altar, que no amaba a Diana.

Publicidad

La narradora Tracy-Ann Oberman asegura que a pesar de que el príncipe Carlos dijo que no amaba a Diana, expresó que "estaba seguro de que podía", además, en el documental aparecen testimoniales que señalan que la princesa era muy joven para casarse.

“No parece tener la edad suficiente para estar fuera de la escuela, mucho menos casada", menciona Oberman.

La periodista de la BBC, Angela Rippon, también aparece en el documental que habla sobre las respuestas 'tensas' de la princesa Diana en una entrevista televisiva con el príncipe Carlos.

Diana de Gales y Carlos en el balcón el día de su boda.
¿Lo ves? Los príncipes son de la misma estatura.

“Cuando me dirijo deseándoles una vida de felicidad juntos, él mira hacia ella y ella mira hacia el suelo. Esa expresión en el rostro de Diana al final dice mucho... Dios mío. Podría haberte dicho mucho más sobre lo que vendría.

“Obviamente con el conocimiento de la historia, lees mucho más sobre el lenguaje corporal, lo que se dijo, las miradas que se dieron, las reacciones, ese es el valor de recordarla, ¿no es así?", expresa Rippon.

Un soleado día de julio, precisamente el 29 del mes, del año 1984, Carlos y Diana se dieron el sí frente a cientos de personas, y millones más en televisión, en la Catedral de San Pablo, en Londres. Más de 600 mil personas siguieron a los novios en su recorrido desde el Palacio de Buckingham a la Catedral.

Diana se veía tranquila en la ceremonia. Sólo una vez mostró nervios: cuando dijo los nombres de Carlos en el orden incorrecto. De los votos matrimoniales tradicionales, la pareja decidió que Diana no diría que "obedecería" A Carlos, lo cual llamó la atención en su momento.

Diana se integró fácilmente a la vida cotidiana de la familia real: acompañaba a Carlos a los eventos, asistía a eventos en hospitales, guarderías, escuelas, en fin. Todo lo que una princesa debe hacer. Pero a Diana no le costaba trabajo, al contrario, se veía contenta tratando con la gente, y eso era algo notorio. Pronto se convirtió en la "consentida" de los medios y también del pueblo.

Diana y carlos de la misma estatura
Es bastante obvio...

Pocos meses después, apareció la biografía de Andrew Morton ,"Diana: su verdadera historia", en la que amigos y gente cercana a la princesa, y con su aprobación, hablaron de la verdad detrás de los rumores. En efecto, la relación de la pareja estaba sumamente deteriorada. Además, hablaba de la profunda infelicidad de Diana: su batalla con la bulimia, sus intentos de suicidio y hasta de los celos que tenía a Camilla Parker Bowles, con quien sospechaba que Carlos tenía una relación.

Durante una visita a Corea del Sur, las imágenes no mentían. Carlos y Diana no podían estar uno junto al otro. En diciembre de 1992, la noticia era oficial: los príncipes de Gales se separaban. El divorcio se finalizó el 28 de agosto de 1996.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad

Visita Nuestras Galerías

Publicidad