Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Chef de la reina Isabel revela sofisticado menú que preparaban para sus perros

Desde que tenía siete años la reina Isabel tuvo como mascotas a perros de raza Corgi y sin duda, su dieta era digna de cualquier royal.
Corgis reina Isabel II
Las mascotas de la reina tenían un menú digno de cualquier royal.

El amor de la reina Isabel II por los perros Corgi no es algo que haya nacido de un tiempo para acá. De hecho, todo inició cuando ella apenas tenía 7 años y su padre, Jorge VI de Reino Unido, le regaló al pequeño Dookie, su primera mascota de esta raza. Desde entonces, se ha encargado de criarlos y durante su reinado ha tenido más de 30 perritos.

Por supuesto, la condición de ser mascota de la reina tiene ciertas ventajas y una de ellas es tener un sofisticado menú digno de cualquier royal. Darren Mcgrady, quien se desempeñó como chef de la reina durante 11 años, aseguró en entrevista para Hello! Magazine que en algún momento preparó comida para los famosos Corgis, no obstante, no se trataba de cualquier croqueta sino de un menú especial que se les enviaba cada mes.

Publicidad

“Cuando trabajaba en el palacio cocinábamos un menú especial para los perros. La señora Fennick que los cuidaba en Sandringham elegía el menú y nos lo enviaba a cocina cada mes”, aseguró.

reina Isabel
La reina Isabel ha criado más de 30 corgis durante su reinado.

Algunos platillos que se cocinaban para los Corgis están: ternera, pollo, cordero e incluso conejo que se alternaban semana con semana. Entre las funciones que debían cumplir los chefs era recibir la carne y luego cortarla en pedazos tan pequeños al grado de estar seguros de que no tenían ni un solo hueso con el que pudieran atragantarse.

Sin embargo, cuando las pequeñas mascotas originarias de Gran Bretaña tenían problemas con su tránsito intestinal, los chefs añadían un poco de col a los platillos, pero cuando ocurría lo contrario agregaban arroz. El ritual para alimentarlos constaba en llevarle su plato de cada uno de los Corgis, aunque era la propia reina quien se encargaba de alimentarlos.

“Todos los días uno de los sirvientes de la reina de Inglaterra bajaba a la cocina a eso de las dos o tres de la tarde, recogía los platos con la comida y se los llevaba arriba para alimentarlos. Cada uno tenía su propio plato y los alimentaba personalmente después de tomar su té”.

reina Isabel y sus Corgis
Los chefs se encargaban de la ejecución de los platillos y la reina era quien personalmente los alimentaba.

Otro de los grandes privilegios a los que estaban acostumbrados los perros era a comer la caza que hacían los príncipes William y Harry , en Windsor. Entre las confesiones de McGrady, se reveló que los cocineros no querían a los Corgis porque, según ellos, son chillones y malos, y la verdad es que esa teoría no está tan alejada de la realidad, ya que en alguna ocasión la mismísima reina resultó herida luego de intentar separarlos de una pelea que tenían entre ellos.

Por fortuna para los chefs pero por desgracia de la reina, todo eso terminó en octubre pasado luego de que muriera el último Corgi de Isabel y ésta decidiera no volver a criarlos. De hecho, este es el primer cumpleaños que pasa sin uno de ellos.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad

Visita Nuestras Galerías

Publicidad