Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Sarah Ferguson fue la gran protagonista de la boda real en redes sociales

Las redes sociales circularon varios memes tras la llegada de la duquesa de la boda de su hija Eugenia y Jack Brooskbank.
sábado 13 octubre 2018
Saraha Ferguson la gran protagonista
Saraha Ferguson

La relación de Sarah Ferguson con la familia real británica siempre ha sido algo complicada desde aquel incidente de 1992, cuando se filtraron unas fotografías en las que aparecía tomando el sol mientras su asesor financiero de aquel entonces le mordisqueaba los dedos de un pie, situación que por obvias razones culminó en su divorcio del príncipe Andrés.

La tensión en la familia depende del miembro de la familia, por ejemplo, la ex duquesa de York no fue invitada a la boda de William y Kate, a pesar de su estrecha relación con Lady Di. Sin embargo y sin importar mucho sus roces con los royals, es las favoritas del público por su personalidad.

Publicidad

De hecho, por esa misma razón la ex esposa del príncipe Andrés se convirtió en una de las grandes estrellas del enlace matrimonial de su hija Eugenia en las redes sociales, que para este momento ya circulan un sinfín de memes de su llegada al castillo de Windsor.

Todo ocurrió cuando Sarah hizo su entrada triunfal acompañada de la princesa Beatriz, usando un llamativo vestido verde de la firma local Emma Louise Design, combinado con un bolso vintage de Manolo Blahnik y un impresionante sombrero adornado con un gran lazo.

Pero el momento clave fue cuando Sarah se bajó del vehículo en el que llegó a la capilla de San Jorge, y mientras esperaba a su hija se acercó a saludar a algunos curiosos que se encontraban en el lugar a la espera de los invitados.

De hecho, el primer gesto gracioso fue cuando intentaba descender del auto y parecía que su ajustada falda no se lo permitía, no obstante, no dudó en señalar de manera divertida con el dedo a los curiosos que tenían su teléfono en mano, como pidiéndoles que no sacaran fotografías comprometedoras del momento.

Antes de entrar al templo, Sarah se volteó hacía el público para saludarlo enérgicamente una última vez y realizar lo que parecía ser un gesto de victoria con el puño. Sus 'ocurrencias' no acabaron ahí; mientras esperaba la llegada de la novia junto al resto de royals, que se entretenían charlando discretamente entre ellos, Sarah se dedicó a saludar con la mano a otros de los invitados e intercambiar divertidos gestos -uno de ellos implicaba menear de forma muy graciosa el meñique- que fueron perfectamente documentados por las cámaras, que tampoco dejaron de captar las divertidas muecas de sorpresa y emoción que fue esbozando a lo largo del servicio religioso.

No cabe duda de que la gran protagonista debía ser la princesa Eugenia y las invitadas más admiradas las duquesas Meghan Markle y Kate Middleton por su elegancia, pero está claro que nadie consigue ganarle a Sarah en cuestión de simpatía y buen humor.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad