Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Historias

¿No era el elegido? Así se cayó la profecía de Atlacomulco y Enrique Peña Nieto

De acuerdo al podcast 'Dinastías de Poder' de Alberto Tavira, la mamá del político, Socorro Nieto, confesó que su hijo nació en la Ciudad de México, en una de sus colonias más emblemáticas.
sábado 21 agosto 2021
Enrique Peña Nieto
Ahora sabemos que Enrique Peña Nieto no nació en Atlacomulco.

Enrique Peña Nieto fue para todos el epítome de la vida real de la prophecy of the Chosen One, y no, George Lucas no tuvo nada que ver; la autora de una de las leyendas urbanas más arraigadas en la política nacional fue Francisca Castro Montiel, cuando en la década de los 40 predijo que seis hombres de Atlacomulco serían gobernadores del Edomex y uno presidente de México.

El 1 de diciembre de 2012 —año polémico porque supuestamente los mayas también predijeron que el mundo se acabaría el día 21— parecía que la visión de doña Francisca se había cumplido al pie de la letra; el sexto gobernador de la tierra mexiquense (2005-2011), de Atlacomulco, se ceñía la banda presidencial: Enrique Peña Nieto era el sexagésimo segundo presidente de México.

Publicidad

Pero así como el mundo no se acabó, ahora todo indica que Enrique tampoco fue "el elegido", y es que hace unos días Alberto Tavira hizo una revelación que tira la máxima de la predicción de Castro Montiel, a pesar de que en Wikipedia y que en cualquier medio de comunicación que hacía referencia al lugar de nacimiento de Peña Nieto se decía que era de Atlacomulco alguien lo negó.

Y la fuente es la más certera posible, nada menos que María del Perpetuo Socorro Ofelia Nieto Sánchez, mamá del político que con 18 años se afilió al Partido Revolucionario Institucional. Fue en el podcast de Tavira, Dinastías de Poder, que el periodista reveló el audio de una entrevista con la maestra y ella confesó la verdad.

"Peña nació en La Condesa", se puede leer como título del tweet que hace referencia a este que fue uno de los secretos mejor guardados, hasta hoy. En 140 caracteres, en la cuenta de Cuna de Grillos, se explica: "Todos estos años se ha dicho de manera oficial que Enrique Peña Nieto nació en el municipio de Atlacomulco en el Estado de México.

"Nada más falso que eso. En un audio… se escucha a la mamá del político, Socorro Nieto Sánchez, en una entrevista con Alberto de Tavira, concedida en 2011, en la que asegura que su hijo nació (el 20 de julio de 1966) en el quirófano de un sanatorio de la Ciudad de México", se asegura.

Arturo Montiel, Enrique Peña Nieto y Roberto Madrazo
Arturo Montiel, Enrique Peña Nieto y Roberto Madrazo fueron hombres de poder en México.

Y la confesión va aún más allá, ya que doña Socorro le dio a Alberto "el santo y seña" de dónde fue el sitio en el que el ex de Angélica Rivera lloró por primera vez tras la palmada en su derrière del doctor que lo trajo al mundo: "El hospital se llamaba Las Américas y estaba localizado en el número 56 de la calle Chilpancingo, en la colonia Condesa".

Para enfatizar en esta última parte, en @cunadegrillos se concluye el texto así: "Entonces el ex presidente de México no sólo es chilango, sino que también es condechi". ¿Qué pasa entonces con la sonadísima profecía de Atlacomulco?, se cae o hay aún, según la interpretación, la posibilidad de considerarla cumplida a medias.

 

Habrá que decir que sí, cinco nacidos en Atlacomulco fueron gobernadores del Estado de México y eran miembros de las familias a las que doña Francisca convocó para revelarles su designio: Fabela, Montiel, Hank, Del Mazo y Sánchez Colín. Pero fueron los Peña y los Nieto, quienes supuestamente habrían alcanzado la gloria máxima, en estuvo todo el fallo.

Volviendo a la interpretación… Enrique no nació en Atlacomulco, pero según lo que sabemos (¿sí será cierto?) el hoy novio de Tania Ruiz creció en esa tierra bastión del más arraigado poder político nacional, hasta los 11 años estudió en el municipio, en la Primaria Anexa a la Normal de Profesores y el Colegio Antonio Plancarte.

En cuanto a "las conexiones" con Atlacomulco por el lado familiar tampoco le faltan, entre esos cinco hombres que lo acompañaban en la profecía, tiene varios parentescos: por el lado paterno, con Alfredo del Mazo González, y por el materno, con Arturo Montiel Rojas; igualmente, uno de sus tíos paternos, Arturo Peña del Mazo, fue presidente municipal de Atlacomulco.

Al final lo que prometió Castro Montiel fue que los gobernadores y el máximo elegido nacerían en el suelo del Lugar entre pozos de agua (en náhuatl) o Piedra Colorada (en otomí Mbado y en mazahua Mbaro), entonces lector, ¿la prophecy of the Chosen One mexicana se cayó o no? Ya usted juzgará.

 
Publicidad
Publicidad