Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Sentencian a 71 años de cárcel a Diego Santoy Riveroll, “el asesino de Cumbres”

A 15 años del multi homicidio que conmocionó a Nuevo León, el ahora preso de 37 años tendrá que “reparar” los daños de sus víctimas.
miércoles 03 marzo 2021
Foto de Twitter @aleboser.jpg
Diego Santoy

La madrugada del 2 de marzo de 2006, Diego Santoy, de 21 años, entró a la casa de su ex novia, Érika Peña Coss, quien, según reportes policiales, había terminado con él poco antes del allanamiento del domicilio ubicado en Cumbres, en la capital regiomontana.

Entró con guantes, pasamontañas y una navaja, golpeó con un martillo a su ex novia y asesinó a los hermanitos de ésta, Erik Azur y María Fernanda Peña Coss, de 7 y 3 años de edad. En el atraco, Santoy Riveroll intentó degollar a Érika, quien minutos antes se había negado a regresar con él.

Publicidad

La sentencia incluyó delitos como homicidio calificado, homicidio en grado de tentativa (contra Érika, su ex novia), robo calificado y privación ilegal de la libertad. Fue condenado a 138 años en prisión, pero tras una serie de apelaciones, la pena se redujo (como ocurrió en la apelación de 2010), a 71 años, siete meses y 27 días.

Foto Twitter @aleboser (1).jpg
Diego Santoy

En cuanto a la “reparación de daños”, el sentenciado tendrá que pagar 217 mil 139 pesos por asesinar a los menores, 23 mil 400 a Teresa Guadalupe Coss y León Navarro (madre de los niños fallecidos) por tratamiento psicológico, al igual que 10 mil 400 a Érika Peña Coss y 23 mil 400 a Catalina Bautista Juárez, empleada doméstica de la familia, por el mismo concepto.

El caso dividió opiniones en México. Un joven apuesto y de un estrato económico elevado, envuelto en el asesinato de dos mejores de edad, miembros también de una buena familia. Todo sonaba extraño y las investigaciones y especulaciones no se hicieron esperar.

 

Al ser uno de los casos más mediáticos en la historia moderna del país, el asesinato de Cumbres, como se le conoce al caso, arrojó una serie de teorías de conspiración que van más allá de un crimen pasional. Muchos creen que Érika tuvo que ver en el asesinato de sus hermanos y que Santoy Riveroll fue manipulado para llevar toda la culpa. Hasta ahora, Diego se ha negado a ahondar en detalles, a pesar de que en por lo menos un par de ocasiones ha dado entrevistas desde la cárcel.

Foto Twitter.jpg
Diego Santoy

“Espero que un día todo se aclare”, le dijo hace unos días en entrevista al periódico Reforma. Actualmente Diego tiene un hijo con una de “sus fans”, quien en 2006 creó perfiles en Yahoo y Facebook para defenderlo, en los que se hacía llamar Lety “de Santoy”.

Aunque la pareja se casó en el penal de Cadereyta, Nuevo León, donde Diego cumple su sentencia, terminaron su relación hace un par de años. El hijo de ambos tiene 10 años aproximadamente y hasta ahora mantiene contacto tanto con Diego como con la familia Santoy.

 
Publicidad
Publicidad