Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La historia de los abuelos y los papás de Hugo López-Gatell que debes conocer

El sitio Eme Equis reveló la ascendencia española del médico que está al frente del combate a la pandemia; llegaron a México huyendo del franquismo y el nazismo.
jueves 23 abril 2020
Hugo López-Gatell .jpeg
Hugo López-Gatell.

Hugo López-Gatell es el hombre del momento al liderar la lucha contra la pandemia del coronavirus en México. La prensa ha escarbado en sus orígenes profesionales y personales. Fue así que Alejandra Crail, del sitio Eme Equis, realizó una investigación que destapa otra parte familiar del doctor en Epidemiología y vocero del Gobierno de la República en la contingencia sanitaria.

Publicidad

El abuelo de Hugo López Gatell, el hombre que libró la muerte dos veces

Francisco López-Gatell Comas, abuelo de Hugo López-Gatell, fue detenido y sentenciado a reclusión perpetua el 12 de octubre de 1934 por formar parte del movimiento de Revolución de España, acontecimiento que se produjo por la huelga convocada por la Unión General de Trabajadores (UGT) y del Partido Socialista Obrero Español (PSEO). Su detención (1897) se dio en su natal Tarragona, una de las provincias de Cataluña.

Hugo López-Gatell 1.jpeg
Hugo López-Gatell.

Después de estos acontecimientos y la posterior Guerra Civil (1936-1939) que devastó a España, se dirigió junto a su esposa Mercedes Trujillo Luis y sus tres hijos [Francisco (1925), Alfonso (1921) y José María] a Francia, como oposición a la dictadura de Francisco Franco, quien se instauró como Jefe de Estado a partir del 1 de octubre de 1939 y hasta el día de su muerte el 20 de noviembre de 1975.

Después del estallido de la Segunda Guerra Mundial, el 1 de septiembre de 1939, Francisco fue detenido por los nazis y enviado a un campo de concentración, del que fue liberado gracias a su intuición y un poco de suerte, según contó al medio de comunicación un pariente lejano de Hugo, identificado como Irving Gatell.

Publicidad

Francisco López-Gatell Comas tuvo que traducir una carta del español al francés, ya que el custodio no entendía el castellano y, en vez de dar el mensaje original de “fusilar a todos”, lo que hizo fue decir que los tenían que abandonar en medio del bosque, lo que le permitió salvar su vida y seguramente la de otros más. Mientras eso ocurría, su familia se acercó al puerto para abordar uno de los barcos que los transportarían fuera de Francia. Según contó la fuente, Francisco corrió y llegó al mismo puerto, se reencontró con su familia y juntos viajaron con destino a México.

Una vez en la Ciudad de México, los abuelos de Hugo vivieron durante un tiempo en la calle Unión número 28 en la colonia Industrial de la delegación Gustavo A. Madero; de hecho, ahí vivía Hugo cuando murió su abuelo, a los 87 años, el 25 de marzo de 1984, según documenta el acta de defunción que fue certificada por el papá de Hugo.

Hugo López-Gatell 2.jpeg
Hugo López-Gatell.

De Médico a jardinero

Francisco, el primer hijo de los tres López-Gatell Trujillo que arribaron a México, llegó en plena adolescencia y obtuvo su cédula profesional como Médico Cirujano en 1955 a los 30 años de edad. Al siguiente año, exactamente el 10 de diciembre de 1956, fue aceptado para estudiar urología en el Hospital General de Massachusetts, ahí se convirtió en jefe de residentes y después se especializó en trasplante de riñones.

Publicidad

El naturalizado mexicano regresó al país y sólo consiguió una plaza de jardinero en el Hospital 20 de Noviembre del ISSSTE, pero ascendió de jerarquía hasta convertirse en la eminencia de urología del hospital. Sin embargo, ese espacio de trabajo le tenía preparada la sorpresa más importante de su vida, conoció a la enfermera Margarita Ramírez Duarte, con quien se casó y tuvieron tres hijos: Hugo, Carlos y Víctor.

Además de ser un reconocido urólogo, el doctor Francisco estuvo presente en la creación de la Unidad de Trasplantes del Centro Hospitalario del ISSSTE. De hecho, Héctor Fidel Calderón, uno de sus aprendices le dijo a Eme Equis: “Era todo un personaje. Publicó más de 200 artículos. Todo el día leía, siempre traía un libro nuevo bajo el brazo. Te hablaba en parábolas, a veces no le entendíamos, tardamos meses en entender cómo se comunicaba. Era muy inteligente”. El 19 de febrero de 1975 el papá de Hugo López-Gatell dejó huella en términos médicos al estar dentro del equipo que realizó el primer trasplante renal en el ISSSTE.

Un amigo para la eternidad

Como ya se sabía, el actual subsecretario de Salud estudió la educación básica en el Colegio Madrid, lugar donde conoció a su mejor amigo Ruy López Riadura, juntos estudiaron en la Facultad de Medicina, época en la que buscaron convertirse en consejeros universitarios, Hugo como titular y Ruy como suplente. En su campaña recibieron la ayuda de Rafael Barajas "El Fisgón" para hacer sus carteles promocionales. Los amigos tambi´en hicieron la maestría en Ciencias Médicas y la residencia en el Instituto de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.

En 1999, el Dr. Francisco, que padecía diabetes se enfermó de amiloidosis primaria por lo que era necesario comenzar a hacerle diálisis, no obstante, se rehusó y murió en su casa de San Bartolo Ameyalco, cerca del Desierto de los Leones el 22 de junio; la persona encargada de hacer el certificado de defunción fue nada más y nada menos que el mejor amigo de su hijo, Ruy López.

Actualmente, Ruy López Riadura es el director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (CENAPRECE) y trabaja mano a mano con Hugo en contra del coronavirus.

Hugo López-Gatell 3.jpeg
Hugo López-Gatell.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad