Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Matthew Perry rompe su compromiso a una semana de su polémico regreso en Friends

Matthew Perry y Molly Hurwitz cancelan su compromiso después de seis meses de tener planes de boda
miércoles 02 junio 2021
Molly-Hurwitz-Matthew-Perry.jpg
Molly Hurwitz y Matthew Perry.

A nivel profesional, Matthew Perry está viviendo uno de los mejores momentos de su vida, pues se volvió a poner de moda gracias al estreno de Friends: The Reunion. Sin embargo, a nivel personal las cosas son muy distintas, pues se canceló el compromiso con su novia, la agente literaria Molly Hurwitz.

Publicidad

La pareja se había comprometido en noviembre de 2020 aunque empezaron a salir desde 2018. Sin revelar el motivo, el actor sí compartió con el público que la relación había llegado a su fin de forma definitiva.

Matthew Perry and Molly Hurwitz
Matthew Perry y Molly Hurwitz, tiempos felices.

"A veces las cosas simplemente no funcionan y esta es una de ellas. Le deseo lo mejor a Molly”, dijo Matthew Perry a través de un comunicado.

Hace seis meses, cuando el actor de Friends había anunciado su compromiso, era evidente lo feliz y emocionado que estaba con la idea de convertirse en un hombre casado. "Decidí comprometerme. Afortunadamente, estaba saliendo con la mujer más grande del planeta en este momento”, dijo entonces el actor a la revista People.

 

Ésta no es la primera noticia que ha tenido a Matthew Perry en medio de la polémica desde que se anunció el estreno de Friends: The Reunion. Y es que en uno de los adelantos el ex tenista profesional aparecía hablando con cierta dificultad y arrastrando aparentemente las palabras.

Días después salió a la luz que el actor canadiense se estaba recuperando de una inesperada visita al dentista cuando tuvo que someterse a un procedimiento dental de emergencia el mismo día que grabó su participación en el programa de HBO Max.

Adelantándose a cualquier rumor, el propio Matthew Perry aseguró sigue sobrio y que su extraña pronunciación no tenía nada que ver con el consumo de drogas, como aseguraron las malas lenguas en un primer momento.

 
Publicidad
Publicidad