Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Luis Miguel y Michelle Salas: crónica de una relación de papá e hija fallida

Michelle Salas y Luis Miguel han tenido una relación muy complicada.
domingo 25 abril 2021
Michelle Salas, Luis Miguel
Esta es la foto que Michelle Salas compartió con motivo del cumpleaños de Luis Miguel el 19 de abril.

La de Michelle Salas y Luis Miguel ha sido una relación muy compleja desde el principio: se han dejado de ver por mucho tiempo; luego se reencuentran, se perdonan, se pelean y se vuelven a alejar.

Y así ha sido desde que Luis Miguel se enteró que Stephanie Salas estaba embarazada. En cuanto supo que se convertiría en papá, se alejó.

Publicidad

Luego de unos meses emprendió una muy larga gira y, cuando regresó, fue a conocer a la niña, quien nació el 13 de junio de 1989 para ser exactos.

Los escritores Javier León Herrera y Juan Manuel Navarro cuentan en su más reciente libro, Oro de rey, que en cuanto Luis Miguel vio a su hija se enamoró de ella: “¡Cómo se parece a mí!, está divina mi hija!”.

El Doc (Octavio Foncerrada), médico de la familia Gallego Basteri desde principios de los 80, contó en una entrevista para un detrás de cámaras de la gira Busca una mujer que una vez que Sylvia Pasquel (abuela materna de Michelle) dio su autorización, Luis Miguel se llevó varias veces a su hija a su casa.

Michelle Salas contesta sobre problemas legales y nuevo look de Luis Miguel

Después, Silvia Pinal empezó a insistir en que Luis Miguel les diera un fideicomiso para así poder mantener a la niña. La respuesta que obtuvo la primera actriz fue que si seguía insistiendo con eso “acabarían asustando al papá y se alejaría”. Y dicho y hecho.

 

Cuentan en Oro de rey que “Él estuvo mandando cosas a la niñas hasta un momento dado que, agobiado por las presiones, dijo que lo interrumpía hasta que ella tuviera 18 años. Él hizo una promesa para el momento que su hija fuera mayor de edad. Y lo cumplió”.

Michelle Salas
Michelle con su mamá, Stephanie Salas, en Acapulco.

Cuando Michelle alcanzó la mayoría de edad se fue a vivir con su papá y se estableció con él en una magnífica mansión ubicada en Bel Air, California,

Pero la historia entre ellos no recomenzaba. El libro cuenta que desde que era muy niña lo buscó en varias ocasiones: “Hay reportes de llamadas de Michelle buscando a su papá desde los años noventa, cuando fue creciendo y siendo consciente de la realidad y de quién era su padre”.

Juan Manuel Navarro y Javier León Herrera aseguran que a raíz del nacimiento de Miguel, el primer hijo varón de Micky fue que el cantante decidió que había llegado el momento de reencontrarse con su hija.

-
-

Michelle comentó en 2005 a Quién: “Ya no quiero que me compadezcan por se la hija no reconocida de Luis Miguel, cuando él sabe que existo. No le pido una vida, sólo quiero que me dé cinco minutos para que me explique sus razones. Que me diga qué pasó y ya”.

También reconoció en nuestras páginas que durante sus primeros años de vida se vio con Luis Miguel, que él le había dado regalos.

 

Papelito habla

Según los biógrafos de Luis Miguel, el cantante se mandó a hacer una prueba de ADN para comprobar su paternidad que, por supuesto, quedó confirmada. Entonces empezaron varios años de una excelente relación de Michelle y Luis Mi que se vería afectada cuando el artista descubrió que su hija y su mejor amigo y manager, Alejandro Asensi, tenían una relación amorosa.

LUISMI, M. SALAS, A. ASENSI & A. BASTERI 01
Michelle Salas con Alejandro Asensi, Luis Miguel y Alejandro Basteri.

Tras el escándalo que generó ese romance, Luis Miguel perdonó a su hija y continuó con la relación. Según Oro de rey, en esa época de reencuentro fue que por fin le dio su apellido, por lo que desde hace unos años su nuevo nombre es Michelle Gallego Salas.

Curiosamente, la relación entre “El Sol” y su hija se volvió a romper en 2018 tras la transmisión de un episodio de Luis Miguel, la serie en el que no dejó bien parada a Stephanie Salas.

Publicidad