Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La mayor prueba de que Barack Obama es un papá (y suegro) muy moderno

El ex presidente de Estados Unidos confesó que dejó que el novio de su hija mayor, Malia, viviera con ellos durante algunas semanas.
sábado 19 diciembre 2020
Barack y Malia Obama.
Barack y Malia Obama.

El ex presidente de Estados Unidos, Barack Obama siempre ha sido una de las figuras políticas más carismáticas, su aprobación también proviene de la familia que conformó junto a su esposa Michelle y sus hijas, Malia y Sasha, de 22 y 19 años respectivamente.

Como todo papá, Barack ha llegado al momento quizá más 'temido' por los hombres: conocer al novio de sus hijas, sin embargo, debido a la pandemia, el ex mandatario no sólo tuvo una cena o comida de presentación, pues tuvo que alojar en su casa al novio de Malia, lo que lo obligó a convivir 24/7 con el galán de su hija mayor.

Publicidad

Malia y su novio, un joven de 22 años, de origen británico y cuyo nombre es Rory Farquharson mantienen una discreta relación desde hace un par de años.

Ambos estudian Derecho en la universidad de Harvard y debido a la crisis sanitaria tuvieron que alojarse en casa de Michelle y Barack, pues aunque el plan original era que sólo Malia pasara el confinamiento con sus papás, Rory tuvo un problema con su visado por lo que tuvo que alojarse unos días en casa de sus famosos suegros.

Rory Farquharson y Malia Obama.
Rory Farquharson y Malia Obama.

Fue el propio Barack quien dio los detalles en entrevista radiofónica en el espacio The Bill Simmons Podcast, en donde confesó que lleva una excelente relación con su yerno.

“Y aunque yo no quería que me cayera bien, lo hizo porque es un buen chico”, dijo entre risas el ex mandatario estadounidense.

Del mismo modo, y con un buen sentido del humor, Barack aseguró que ver comer a un chico, después de vivir rodeado de mujeres, fue toda una experiencia para él, pues está acostumbrado a que las porciones que sus hijas consumen sean mucho menores a las que comía el novio de Malia.

Publicidad

Además, Barack explicó cómo pasaron los días de confinamiento, entre las clases virtuales de los chicos y las lecciones para jugar cartas que él mismo les dio; todo parece indicar que los días para ellos fueron como los de cualquier familia unida y que supo sacar provecho al encierro.

Michelle y Barack Obama
Michelle y Barack Obama

Pese a lo anterior, recordemos que Michelle Obama reconoció hace algunos meses que el encierro le ocasionó una ligera depresión que se manifestó mediante insomnio y ansiedad que logró controlar gracias a la actividad física.

#YoMeQuedoEnCasa: Descarga gratis la revista digital de diciembre (da click en la imagen)

Publicidad
Publicidad
Publicidad