Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El papá de las Kardashian no quería que se relacionaran con afroamericanos

El abogado Robert Kardashian dijo alguna vez que se arrepentía haber contribuido a que sus hijos normalizaran las relaciones con gente afroamericana
kim-robert-kardashian.jpg
Kim con su papá, el abogado Robert Kardashian.

Si Robert Kardashian , papá de Kourtney, Kim, Khloé y Rob Kardashian, se enterara de los romances de sus hijos con afroamericanos y conociera a sus nietos, quizá estaría furioso. Según revela el autor Jerry Oppenheimer en su libro Los Kardashians: Un drama estadounidense, el fallecido patriarca de la familia era un hombre racista y llegó a asegurar que se arrepentía de haber normalizado la amistad de sus hijos con gente de color.

Publicidad

Pero vayamos por partes. Desde su juventud, Robert Kardashian se hizo amigo de O. J. Simpson, con quien tuvo una amistad que terminó hasta el día que el abogado murió.

(Obligatorio)
O.J. Simpson.

De hecho, antes de que ambos tuvieran sus respectivas familias, vivieron juntos y ya en la edad adulta, el abogado lo defendió durante el juicio que se siguió al jugador de americano por el supuesto asesinato de su esposa, Nicole Brown Simpson, y de un amigo de ésta, Ron Goldman.

Por supuesto, la amistad que tuvieron toda la vida hizo que sus hijas convivieran muy de cerca con O. J. Simpson y que ellas no desarrollaran una actitud racista.

Robert Kardashian
Robert Kardashian

Por eso es que escandaliza la idea de que Robert Kardashian haya sido racista, pues su mejor amigo era afroamericano.

Publicidad

Sin embargo, según se lee en Los Kardashians: Un drama estadounidense, una vez Kardashian confesó a un grupo de amigos que se arrepentía de la apertura que había tenido con sus hijas al permitir que convivieran con afroamericanos.

libro-kardashians.jpg
El libro sobre los Kardashian.

"Conozco a gente negra, he conocido gente negra todo mi vida y les gusta acostarse con mujeres blancas. O. J. Siempre está jactándose de la cantidad de mujeres con las que él y sus amigos se acuestan. Y mis hijas son liberales, quizá demasiado liberales y no tengo a nadie a quién culpar, excepto a mí”.

De hecho, se dice que uno de los últimos disgustos que tuvo en su vida fue el hecho de que, por rebeldía, Kim se casara en 2000 con el productor musical Damon Thomas. Según confesó ocho años después de esta boda, lo hizo bajo los influjos de éxtasis.

Cuando Kim se enteró que su papá tenía cáncer de esófago, trató de agilizar lo más que pudo los trámites de divorcio, sin embargo, lo consiguió en 2004, un año después del fallecimiento de su papá.

Publicidad
Publicidad