Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Britney Spears sigue lidiando con problemas de autoestima

La cantante practica con frecuencia ejercicios aeróbicos para estirar la espalda y corregir la postura, ya que sus inseguridades le llevan a 'encorvarse' sin pretenderlo
domingo 10 noviembre 2019
Britney Spears
Britney Spears comaprte sus rutinas de ejercicios en redes sociales.

No cabe duda que en los últimos meses, la cantante Britney Spears ha atravesado bastantes altibajos en su vida personal y profesional, pero al día de hoy parece haber encontrado la tan ansiada estabilidad junto a sus dos hijos y su novio Sam Asghari.

Eso no implica que la cantante no siga trabajando duro en su bienestar emocional para mejorar cada día y, en ese sentido, uno de sus secretos es trabajar con un entrenador personal en una serie de ejercicios aeróbico que le ayudan a arquear o estirar la espalda para mejorar su respiración.

Publicidad

"Estas posturas me ayudan a sentirme más fuerte cada día y además resulta bastante divertido realizarlas. Me hace sentir diferente en cada ocasión, porque no estoy acostumbrada a que mi espalda esté tan expuesta", explicó la princesa del pop a través de su cuenta de Instagram.

Britney Spears
Britney Spears

En los vídeos e imágenes que publica en sus redes sociales de su entrenamiento, se puede ver a la artista ataviada con un bikini manteniendo el equilibrio mientras su profesor la sostiene en el aire con los pies colocados sobre su abdomen o su espalda.

"¡El lenguaje corporal lo es todo! La forma en que te mueves y te comunicas con tu cuerpo puede afectar a tu estado de ánimo... Como tengo problemas de autoestima, yo suelo tender a encorvarme", compartió en su perfil de la red social.

Publicidad

Recientemente se reveló que han pasado 12 años desde que la estrella tomó una decisión que la puso en los titulares de la prensa mundial: raparse la cabeza en medio de una crisis emocional.

Todo comenzó en 2007, cuando Brintey pasaba por un mal momento, pues tenía 26 años, dos hijos, un divorcio en proceso y el peso de su fama encima. Hasta ahora no se sabía el verdadero motivo que impulsó a la cantante a tomar tan drástica decisión pero es gracias al documental Britney Spears: Breaking Point que se reveló lo que pensaba la artista esa misma noche.

El documental también explora la amarga batalla que Britney sostuvo por la custodia de sus hijos con su ex esposo y presenta relatos de primera mano y entrevistas con personalidades cercanas a ella, incluidos Pérez Hilton, su agente de la infancia y los paparazzi que la siguieron en esos años.

Publicidad
Publicidad
Publicidad