Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Ella es la mujer que puso en aprietos a Rafa Amaya en 'El señor de los cielos'

Maritza Rodríguez asegura que el actor se ponía nervioso, sudaba y se equivocaba cuando tenía escenas con ella.
viernes 18 octubre 2019
El Senor de los Cielos - Red Carpet
Rafael Amaya

Durante seis temporadas (más de ocho años), el actor mexicano Rafael Amaya fue el protagonista de la serie El señor de los cielos y durante ese tiempo tuvo oportunidad de trabajar con varias actrices. Pero hubo una en especial que no solamente lo ponía nervioso sino que también lo hacía equivocarse y sudar, nos referimos a Maritza Rodríguez.

La protagonista de historias como Silvana sin lana contó a la revista People que además de su trayectoria y de ser amiga de Rafa, también tenía otro punto “en contra del actor”: es la esposa de Joshua Mintz, que en esa época era el vicepresidente de programación y manager general de la cadena Telemundo, productora de la serie.

Publicidad

“Me acuerdo el primer día que me tocó grabar con Rafa y él me veía y yo decía ‘este está nervioso, lo siento nervioso. Él me veía como obviamente la actriz de peso, la actriz de mucho tiempo, pero aparte era la amiga, la compañera y también la esposa de Joshua”, contó Maritza quien en 2016 anunció su retiro de la actuación.

Maritza esperaba que con el paso de los meses el nerviosismo de Rafael Amaya disminuyera, pero no fue así y el actor seguía poniéndose nervioso y se seguía equivocando en algunas escenas, sobre todo en las románticas.

“Llevábamos tres meses y él seguía igual. Yo decía ‘Dios mío’. Ese hombre sudaba, se equivocaba. Y ya cuando empezaron las escenas de amor, de beso, de pasión se ponía súper nervioso.

Publicidad

“Recuerdo que el director habló conmigo y yo le dije: ‘Conmigo no te preocupes, para mí es parte de una escena y un trabajo. Hablé con Rafa y le dije ‘Papito, olvídate’. Él me decía ‘Perdón, perdón. Y yo le decía: ‘La ficción nos protege así que vamos a hacerlo bien bonito y todo’. Y yo lo cuidaba y lo llevab:a ‘Rafa espera, por allá no te vayas’. Parecía la cuidandera”.


Con el tiempo, las cosas se han suavizado entre ambos y ahora Rafael Amaya y Maritza Rodríguez se ríen de esa época de nervios. “Nos vemos y nos podemos morir de la risa. Fue muy chistoso”.

Publicidad
Publicidad
Publicidad