Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Taylor Swift se echa encima a Justin Bieber y a media industria discográfica

Cara Delevingne, Cher, Iggy Azalea o la madre de Selena Gomez han apoyado a la cantante mientras que la esposa de Scooter Braun y sus clientes Demi Lovato y Justin Bieber cierran filas a su alrededor
De acuerdo con Us Magazine, las casi inseparables amigas están distanciadas debido a que la actriz continúa viendo a Justin, hecho que molesta a Taylor.
De acuerdo con Us Magazine, las casi inseparables amigas están distanciadas debido a que la actriz continúa viendo a Justin, hecho que molesta a Taylor.

Puede que la era 'Reputation' en la que Taylor Swift arremetió contra todos los que la habían llamado serpiente, haya quedado atrás, pero la cantante acaba de abrir un nuevo enfrentamiento que promete hacer olvidar el que mantuvo en sel pasado con Kanye y Kim, y que en cierto modo también incumbe al matrimonio.

Este fin de semana la estrella del pop publicó un comunicado en su Tumblr anunciando que se había despertado para toparse con que su peor pesadilla se había hecho realidad a través de la adquisición por parte de Scooter Braun de su antiguo sello discográfico Big Machine que, en la práctica, supone que este último controlará a partir de ahora su catálogo de grandes éxitos.

Publicidad

En ese mismo mensaje ella aseguraba que el popular mánager -que cuenta con clientes tan famosos como Justin Bieber, Ariana Grande o Demi Lovato- había orquestado en el pasado una campaña de acoso en su contra, citando como ejemplo una foto que Bieber compartió hace años en su Instagram -etiquetándola además en ella- en la que aparecía hablando por videollamada con Scooter y Kanye West. Taylor también insistía en que había tratado de tomar el control de sus seis primeros álbumes antes de tomar la decisión de firmar un contrato con Republic Records -perteneciente a Universal Music- el año pasado.

View this post on Instagram

Hey Taylor. First of all i would like to apologize for posting that hurtful instagram post, at the time i thought it was funny but looking back it was distasteful and insensitive.. I have to be honest though it was my caption and post that I screenshoted of scooter and Kanye that said “taylor swift what up” he didnt have anything to do with it and it wasnt even a part of the conversation in all actuality he was the person who told me not to joke like that.. Scooter has had your back since the days you graciously let me open up for you.! As the years have passed we haven’t crossed paths and gotten to communicate our differences, hurts or frustrations. So for you to take it to social media and get people to hate on scooter isn’t fair. What were you trying to accomplish by posting that blog? seems to me like it was to get sympathy u also knew that in posting that your fans would go and bully scooter. Anyway, One thing i know is both scooter and i love you. I feel like the only way to resolve conflict is through communication. So banter back and fourth online i dont believe solves anything. I’m sure Scooter and i would love to talk to you and resolve any conflict, pain or or any feelings that need to be addressed. Neither scooter or i have anything negative to say about you we truly want the best for you. I usually don’t rebuttal things like this but when you try and deface someone i loves character thats crossing a line..

A post shared by Justin Bieber (@justinbieber) on

Como era de esperar, sus declaraciones han levantado ampollas y han provocado una división en la industria. Justin Bieber ha sido uno de los primeros en reaccionar en su Instagram con un mensaje en el que se disculpaba por su antigua publicación "de mal gusto e inoportuna", al mismo tiempo que le reprocha que haya arremetido de forma tan mediática contra Scooter y que haya olvidado la manera en que él la habría apoyado siempre.

En esa misma línea, Scott Borchetta -el antiguo propietario de Big Machine- ha alegado que sí avisó a Taylor de que se iba a producir la transacción y ha recordado que en su momento se le ofreció una opción para adquirir los derechos de su antiguo catálogo. Ese acuerdo, según Taylor, implicaría recuperar cada antiguo álbum suyo publicando uno nuevo y habría equivalido a renunciar a su futuro a cambio de su pasado.

Aunque Scooter Braun ha guardado silencio hasta ahora, su esposa Yael Braun ha salido en su defensa acusando a la artista de ser irónicamente el ejemplo perfecto de cómo se puede usar una posición de poder para acosar a otros, en este caso su marido, y afirmando que debido a la posición del padre de la artista como accionista de Big Machine, ella estaba de sobra al tanto de los cambios que se iban a producir, algo que Taylor ha negado rotundamente a través de sus portavoces.

Otro de los representados del mediático mánager que ha decidido posicionarse en su bando ha sido Demi Lovato, que ha dado su palabra al mundo entero de que Scooter no es un mal hombre y ha añadido que, a título personal, se siente agradecida de que entrara a formar parte de su vida.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad

Visita Nuestras Galerías

Publicidad