Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El tierno momento en que la hija de Bárbara Coppel conoce a su hermanito

Amaïa y Bastian Hank Coppel, hijos mayores de la conductora, tuvieron su primer encuentro con Kilian
martes 26 febrero 2019
AMAIAkilian.jpg
Amaïa por fin conocio a Kilian Michel.

Luego de pasar unos días en el hospital para asegurarse que Bárbara Coppel y su bebé, Kilian Michel, estuvieran en perfecto estado de salud, llegó el momento de irse a casa.

Y ha sido justo ahí donde se dio el primer encuentro entre Amaïa Hank Coppel, la hija mayor de Bárbara, y su nuevo hermanito. La conductora aprovechó sus redes sociales para compartir con sus seguidores este tierno y divertido momento.

Publicidad

En el video se ve a la pequeña Amaïa caminando de la mano de su famosa mamá mientras entra a la recámara en la que se encuentra Kilian. Acto seguido, la suben a la cama y ella intenta acercarse a Kilian. Y aunque tratan de controlarla, Amaïa se sale con la suya y por fin llega hasta donde está su hermano.

Este primer encuentro por poco y no ocurre, pues resulta que Amaïa y su hermanito Bastien estaban enfermos, por ello ni su madre ni su abuela querían exponerlos frente al pequeño Killian. Aún así, Amaïa por fin vio en persona a su hermanito.

Otro gran momento del video es cuando la niña le da un beso a su hermanito, sellando así su amor por el nuevo integrante de la familia.

“Nunca me voy a cansar de la reacción de los hermanos conociéndose... esta vez con grado de dificultad porque estaban enfermos”, compartió la conductora.

Lo más tierno de esta historia es que en uno de los videos se escucha claramente cuando Amaïa dice convencida: “Es mío”, haciendo notar que será ella quien siempre se encargará de que a su hermano menor no le ocurra nada malo. ¡Y que nadie se atreva a acercarse a él!

Por supuesto, Amaïa ya quería jugar con él. De hecho, Kilian llegó a casa con un hermoso conejo color azul, que al parecer era para su hermana. Y ella empezó a colocarlo cerca (o encima de él). En un momento pensó que iba a despertar, quizá para jugar con ella.

Al ver que su hermano no abría los ojos, la niña le dice a Bárbara que “Está dormidito, no se despierta”, y mamá le explica que los bebés duermen mucho.

Lo que más emoción le dio a Amaïa fue saber que ahora tendría alguien más con quién jugar. “Ahora ya tenemos muchos amiguitos”, le dijo Bárbara. Y la respuesta de la niña la derritió: Se recargó en el rostro del pequeño Kilian.

Amaïa no fue la única integrante de la familia Hank-Coppel en conocer a Kilian. En otro de los videos se ve cómo el pequeño Bastien también se presenta con Kilian… sólo que a diferencia de su hermana, el niño estaba más interesado en practicar sus técnicas de gateo.

Claro, en otro momento de menos actividad, Bastien se acerca a la mecedora de Kilian y entonces sí, le da unas palmaditas a modo de saludo e intenta arrullarlo.

Kilian Michel nació el 15 de febrero a las 12:39 horas en el Hospital Hoag, en Newport Beach, en el Condado de Orange, California.

Publicidad
Publicidad