Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Así 'troleó' la supuesta novia de Brad Pitt a los paparazzi

Neri Oxman, profesora del Instituto de Tecnología de Massachusetts, ha hablado sobre su amistad con el famoso actor y cómo lidió con la atención mediática cuando se les relacionó sentimentalmente.
Brad Pitt
Neri Oxman, Brad Pitt.

El año pasado, en pleno frenesí mediático ligado a su divorcio de Angelina Jolie , al actor Brad Pitt se le vinculó sentimentalmente con una atractiva morena llamada Neri Oxman. A diferencia de sus anteriores parejas, ella no formaba parte de la meca del cine o del mundo del entretenimiento en general; en su lugar, trabaja como profesora en el MIT Media Lab, o lo que es lo mismo, en uno de los laboratorios del prestigioso Instituto de Tecnología de Massachusetts en que se desarrollan distintos proyectos de investigación relacionados con la tecnología, el diseño y la escena multimedia caracterizados por sus aplicaciones sociales o sostenibles.

Con el paso del tiempo se acabó confirmando que la naturaleza de su relación se había sacado de contexto y que como mucho les unía cierta amistad e intereses comunes -la estrella de Hollywood compagina su carrera interpretativa con su pasión por la arquitectura, el diseño de interiores o el urbanismo sostenible-, pero eso no impidió que Neri se convirtiera temporalmente en el objetivo de todos los paparazzi.

Publicidad

Pese a que muchos otros hubieran perdido la paciencia ante ese acoso constante, ella vio en esa coyuntura una oportunidad única para popularizar entre el gran público ciertos conceptos científicos y burlarse discretamente de todo el circo mediático que se había formado a su alrededor. En lugar de prestar atención a su propia imagen en vista de que las fotografías suyas darían la vuelta al mundo, Neri se aseguró de llevar consigo en todo momento una copia de uno de los libros de Richard Feynman más utilizados por los estudiantes de física y otra del Disco de Oro de las Voyager -o 'Voyager Golden Records' en inglés-, los dos discos que iban a bordo de las sondas espaciales Voyager lanzadas en 1977 con imágenes y sonidos que representaban la diversidad de la humanidad y su cultura en caso de que pudieran acabar algún día en manos de alguna forma de vida extraterrestre inteligente.

"El Disco de Oro supera al icónico Chanel, sin dudarlo. Pasearme por ahí con el disco definitivo, el que mandamos a la luna, era mi particular mensaje en una botella para los paparazzi. El libro de Feynman era la siguiente opción", ha bromeado ella en una entrevista a The New York Times.

A lo largo de esa conversación, que obviamente se ha centrado en su trabajo en el marco de la disciplina que ha fundado y que se conoce como 'material ecology', la profesora Oxman solo hace referencia en otra ocasión a Brad Pitt para expresar la admiración que le tiene como actor, y poco más.

"Es el último Mohicano en el Hollywood posterior a Netflix. Combina lo actual y lo atemporal, que es la verdadera esencia del cine", apunta.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad

Visita Nuestras Galerías

Publicidad