Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Las decepciones de Gal Gadot antes de alcanzar el éxito con "Wonder Woman"

La actriz israelí ha revelado los momentos difíciles que vivió antes de dar vida a la famosa heroína.
miércoles 25 octubre 2017
Gal Gadot
Gal Gadot Gal Gadot (Foto: Shutterstock)

Aunque a día de hoy es una de las intérpretes más cotizadas del cine de acción gracias a su aclamado papel en 'Wonder Woman', la actriz Gal Gadot tuvo que sobrellevar, como muchas otras aspirantes a estrellas de cine, la negativa de numerosos directores de casting que no veían en ella a la persona adecuada para interpretar a los personajes a los que aspiraba en sus audiciones.

En el caso de la guapa israelí, los constantes rechazos que tuvo que soportar la llevaron a plantearse directamente la idea de no volver a pisar la meca del cine, adonde viajaba con frecuencia en busca de oportunidades laborales, y volver a su país natal para retomar sus estudios universitarios, así como para cultivar una carrera menos ambiciosa.

Publicidad

"Antes de conseguir 'Wonder Woman', no dejaba de pensar en que lo mejor hubiera sido no volver nunca a Los Ángeles. En ese momento estaba convencida de que lo más conveniente sería quedarme en Israel, trabajar como actriz de vez en cuando, regresar a la Universidad y hacer cualquier otra cosa que me gustara", ha confesado a la revista Glamour.

Afortunadamente para ella y para los aficionados al universo cinematográfico de la factoría DC, la ahora popular artista -madre de dos hijos con su marido Yaron Versano- no sucumbió finalmente a los intensos períodos de frustración que se derivaban de tales contratiempos, cuyo impacto era aún mayor por culpa de las expectativas tan altas que se marcaba cuando parecía acariciar el papel en cuestión.

Gal Gadot
Gal Gadot ha alcanzado fama por su interpretación de "Wonder Woman".

"Llegué a un punto en el que simplemente no quería volver a tener que pasar por todo eso, porque recibí demasiadas decepciones. Ibas a una audición y luego recibías una llamada de teléfono, luego tenías otra llamada y después una prueba de cámara. En ese momento la gente te daba esperanzas diciéndote que el papel te va a cambiar la vida, y al final resulta que te quedas sin él", ha expresado en la misma conversación.

Otra de las razones por las que la intérprete estuvo a punto de tirar la toalla reside en la enorme "presión" a la que estaba sometida en relación con su vida familiar, ya que sus aspiraciones artísticas la llevaban a pasar largas temporadas alejada de su marido y de su hija.

"Mi marido trabaja mucho en Tel Aviv, y en esos tiempos ya teníamos una hija, así que tener que estar lejos de ella o llevármela a Los Ángeles me supuso una presión adicional. Y claro, cuando me sentía tan estancada me decía: '¿Por qué estoy haciendo todo esto? De tanto escuchar 'no, no no', acabé cuestionándome si era buena o no. Y justo después me dieron el papel de 'Wonder Woman'", ha relatado en una entrevista en la que también ha revelado que, de no haber triunfado en el cine, probablemente hubiera tratado de ser abogada.

Publicidad