Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Las cinco canciones de Luis Miguel que fueron un fiasco en su carrera

Coros japoneses, covers de Elvis Presley, un italiano un poco extraño o una canción muy sevillana componen la lista de temas que el Sol seguramente quiere desaparecer.
jueves 06 abril 2017
El Sol tuvo sus resbalones.
El Sol tuvo sus resbalones. Luis Miguel puso en el olvido varios temas de su infancia. (Foto: Getty Images)

Lo que transforma una canción cualquiera en un clásico es la combinación entre su primer impacto ante el público y su permanencia a lo largo del tiempo, conquistando nuevas generaciones. De este tipo de temas, Luis Miguel tiene para "aventar para arriba" y no hay punto de discusión: de La incondicional y La Chica del Bikini Azul a No se tú o Ahora te puedes marchar sirven como ejemplos perfectos de las decenas de canciones que el Sol puede presumir alrededor del mundo.

Pero los clásicos también tienen su antagonista, su enemigo perfecto. Nos referimos a esas canciones que todo artista grabó sin darse cuenta del fiasco que significarían y que hoy buscan mantener en el olvido, borrándolas de las listas de canciones de sus conciertos y de su repertorio a la hora de armar discos de grandes éxitos. De éste tipo de temas Luis Miguel tiene varios y buscamos los que creemos los ejemplos más perfectos de los errores musicales que el cantante dejó plasmados en sus discos.

Publicidad

1. El Tiempo (1982)
Disco: El sol
Lanzada el 21 de enero de 1982, el tema era la canción número 8 de su disco debut, nombrado El Sol. Se trata de una extraña melodía con una fuerte influencia flamenca y sevillana, la cual fue compuesta por el padre de Luis Miguel, Luisito Rey. Cantada por el Sol a los 12 años, resulta un drama y una exageración para un niño quien canta, casi forzado por su padre, los versos de lo cansado que es la vida y las marcas del tiempo. Es verdad, pone a prueba la voz de Luismi, pero no deja de sacar sonrisas ver a un pequeño intentando ser un gran portavoz del flamenco.

2. En Japón (1983)
Disco: Decídete
Compuesta por Honorio Herrero, encargado del éxito de el Sol, Decídete, y de producir su tercer disco, este tema es lo MÁXIMO. No hay persona que después de escucharla no sonría. Tiene todo para ser el error perfecto: sonidos de teclados japoneses, un Luis Miguel hablando de una cita en un restaurante japonés y un coro majestuoso que nunca se te olvidará: ¨...en Japón-Pón, Pón, me encontré a ella en Japón...". Y luego habla del sol naciente y del Fujiyama blanco... y más.

3. Bandido Cupido (1983)
Disco: Decídete
De nuevo don Honorio Herrero a cargo de un tema que no aguantó el paso del tiempo. Los ochentas viven en esta canción tan cómodos, que no hay manera de sentir que viajamos en el tiempo al escucharla. Unas coristas sufriendo y hablando sobre flechas clavadas en el corazón y un Luis Miguel tomando aire para poder acabar un verso eterno. Aquí, el Sol nos hará bailar a carcajadas.

4. Hound Dog/ Don't be cruel/ Teddy bear (1983)
Disco: También es rock
Al Sol no le bastaba ser el Sol. También quería ser el rey y por eso apostó por realizar un disco de covers clásicos del rock and roll. Se trataban de popurrís que Luismi dotaba de inocencia y de una traducción que regresaría a Elvis a la obesidad. Sin duda, era el más tierno y rebelde de la cuadra.

5. Ora Pronobis (1984)
Disco: Ya nunca más
Una vez más, el talento de Luis Rey puso en serios problemas a Luis Miguel. Cuando su padre decidió componer la banda sonora de la película Ya nunca más, no pensó en el talento del Sol ni en su futuro, prueba de ello es obligarlo a cantar un tema religioso muy peculiar. Así, sin pierna, sin muletas y sin nada, Luis Miguel se convirtió en un curioso monaguillo del pop.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad