Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Orgulloso, Ricky Martin muestra que sus hijos hablan tres idiomas

Aunque su lengua oficial es el español, Matteo y Valentino asisten en Nueva York a una escuela francesa, su padre quiere que estén expuestos a diferentes culturas.
jueves 15 diciembre 2016
Ricky Martin
Ricky Martin Ricky Martin llevó a sus hijos a la premier de "Rogue One: A Star Wars Story" en Los Ángeles.

Aunque Ricky Martin tiene a sus espaldas una trayectoria más que respetable, a la que en breve sumará una residencia en Las Vegas, a día de hoy su mayor motivo de orgullo son sus dos hijos, Matteo y Valentino (de 8 años), de quienes no puede evitar presumir en las redes sociales de vez en cuando.

Ahora el puertorriqueño ha querido demostrar la fluidez que ya tienen sus retoños a la hora de escribir y hablar en francés gracias a la exclusiva educación que reciben en este idioma en un colegio de Nueva York.

Publicidad

"Buenos días, papá. Te quiero. Eres el mejor papá del mundo. Eres el mejor cantante del mundo. Te quiero", dice la enternecedora nota con la que le sorprendió uno de sus pequeños, escrita perfectamente en la lengua gala.

😍👦🏼👦🏻

A photo posted by Ricky (@ricky_martin) on

Desde que llegaron al mundo, Matteo y Valentino han llevado una vida "nómada" acompañando a su famoso padre en cada uno de sus compromisos profesionales a lo largo y ancho del mundo, pasando temporadas en Miami, Nueva York, Puerto Rico y Australia según la agenda del intérprete lo demandara. Por esa razón, Ricky ha tratado de ofrecerles siempre una educación lo más diversa para ampliar sus horizontes.

"En casa hablamos en español e inglés, porque vivimos en Estados Unidos, pero van a un colegio francés", explicaba el artista en una de sus visitas al programa de Ellen DeGeneres para justificar su decisión de enviar a sus mellizos a un centro educativo de esas características. "Es cierto que yo no me moriría de hambre en Francia, pero lo bonito de Nueva York es que es una ciudad muy diversa en términos culturales, y me ofrece la oportunidad de llevar a mis hijos a esa escuela que sigue el sistema francés. Yo quiero exponerles a culturas distintas".

Sin embargo, la lengua materna de los dos niños sigue siendo la de su padre.

"Mis padres solo hablan español, así que más les vale a mis hijos hablar bien español porque si no vamos a tener problemas en la familia", bromeaba en esa misma entrevista.

Publicidad