Las cartas de amor de grandes personalidades que todavía quitan el aliento

Einstein, Freud, Marilyn Monroe y Yoko Ono, más allá de ser celebridades o mentes maestras tienen algo en común: todos se enamoraron y sacaron su lado más romántico al escribir a su ser amado.
Einstein, Freud, Marilyn Monroe y Yoko Ono, más allá de ser celebridades o mentes maestras tienen algo en común: todos se enamoraron y sacaron su lado más romántico al escribir a su ser amado.
 Einstein, Freud, Marilyn Monroe y Yoko Ono, más allá de ser celebridades o mentes maestras tienen algo en común: todos se enamoraron y sacaron su lado más romántico al escribir a su ser amado.  (Foto: Getty Images)

Este 12 de noviembre se festeja a aquellos mensajeros cuya misión es entregar cartas de todo tipo: los carteros. No hay mejor carta para recibir que aquellas dirigidas al ser amado. Aquí las cartas más memorables.

En cuestiones del amor no importa la inteligencia o el talento, los sentimientos desbordan el alma y qué mejor manera que expresarlos con tinta y papel. Grandes personajes dedicaron cartas extenuantemente enternecedoras, que a través de los años, al igual que su vida profesional, sus escritos a aquellos que amaron con ferviente locura quedaron en la posteridad, por lo que hemos hecho una selección de las 10 cartas dignas de leer y remover los pensamientos de amor más profundos.

1. Ludwig Van Beethoven, además de ser un nato para la música, con pocas palabras logra cautivar la vista:

A su amada inmortal:

«Sólo puedo pensar en tí mi amor inmortal, sólo puedo vivir del todo contigo o de ningún modo. Tranquila, mi vida, mi amor, sólo pensando en nuestra existencia conseguiremos nuestro objetivo que es vivir juntos. Sigue oh amándome, nunca juzgues mal el corazón de tu fiel enamorado.

Siempre tuyo,

Siempre mía,

Siempres nuestros».

2. Después aparece Napoleón Bonaparte, quien no sólo tenía habilidad en las batallas, sino también expresaba su sentir a su amada Josefina de Beauharnais:


Napoleón Bonaparte
 Napoleón Bonaparte  (Foto: Getty Images)

«No siento ningún amor por ti; al contrario, te detesto. Eres una Cenicienta malvada, torpe e insensata. Nunca me escribes; no amas a tu marido; sabes bien cuánto placer me procuran tus cartas y no me has escrito ni seis líneas. ¿De qué clase será ese ser maravilloso, ese nuevo amante que acapara tus días y evita que le brindes un poco de atención a tu esposo? Una de estas noches tus puertas se abrirán de golpe y allí estaré». [Noviembre de 1796]

3. El físico-matemático Einstein ocupa el tercer lugar al escribirle a su querida Milveva Maric:


Albert Einstein.
 Albert Einstein.  (Foto: Getty Images)

Querida Fräulein Maric, Por favor no te enojes conmigo por mantenerme alejado tanto tiempo. Estuve seriamente enfermo, tanto que no me animé a dejar el cuarto. Todavía mis piernas están algo débiles. De todos modos, hoy junté coraje y me aventuré a salir, para dar un paseo. le dije a la señora Bäch que invitara a los huéspedes que lo desearan a una reunión, y deseo que tú estés entre los que vendrán. Pero si no puedes venir, yo te visitaré tan pronto como me sienta suficientemente bien. Y si no soy capaz de salir, esperaré con ilusión tu pronta visita. Con mis mejores deseos, tu Albert Einstein

4. Otro gran personaje es Sigmund Freud, quien además de introducir el psicoanálisis a la vida posmoderna, dejó emergir sus sentimientos por la esposa y madre de sus seis hijos:


Sigmund Freud.
 Sigmund Freud.  (Foto: Getty Images)

A Martha Bernays: «No apetezco sino lo que tú ambicionas para ambos porque me doy cuenta de la insignificancia de otros deseos comparados con el hecho de que seas mía. Estoy adormilado y muy triste al pensar que tengo que conformarme con escribirte en vez de besar tus dulces labios».

5, Obviamente no podía faltar Pablo Neruda como muestra ejemplar de talento y emotividad al escribir cartas de amor a Albertina Rosa:


Pablo Neruda.
 Pablo Neruda.  (Foto: Getty Images)

«Pequeña, ayer debes haber recibido un periódico, y en él un poema de la ausente (tú eres la ausente). ¿Te gustó, pequeña? ¿Te convences de que te recuerdo? En cambio tú. En diez días, una carta. Yo, tendido en el pasto húmedo, en las tardes, pienso en tu boina gris, en tus ojos que amo, en ti. Salgo a las cinco, a vagar por las calles solas, por los campos vecinos. Sólo un amigo me acompaña, a veces.

He peleado con las numerosas novias que antes tenía, así es que estoy solo como nunca, y estaría como nunca feliz, si tu estuvieras conmigo. El 8 planté en el patio de mi casa un árbol, un aromo. Además traje de las quintas, pensando en ti, un narciso blanco, magnífico. Aquí, en las noches, se desata un viento terrible. Vivo solo, en los altos, y a veces me levanto, a cerrar la ventana, a hacer callar a los perros. A esa hora estarás dormida (como en el tren) y abro una ventana para que el viento te traiga hasta aquí, sin despertarte, como yo te traía.

Además elevaré mañana, en tu honor, un volantín de cuatro colores, y lo dejaré irse al cielo de Lota Alto. Recibirás, querida, un largo mensaje, una de estas noches, a la hora en que la Cruz del sur pasa por mi ventana (...) A veces, hoy, me da una angustia de que no estés conmigo. De que no puedas estar conmigo, siempre.

Largos besos de tu Pablo».

6. Es sabido que Frida Kahlo vivió más momentos tormentosos con Diego Rivera que felices, y es por ello que expresa su amor-odio en cada escrito:


Frida Kahlo y Diego Rivera.
 Frida Kahlo y Diego Rivera.  (Foto: Getty Images)

«Nada comparable a tus manos ni nada igual al oro-verde de tus ojos. Mi cuerpo se llena de ti por días y días. Eres el espejo de la noche. La luz violeta del relámpago. La humedad de la tierra. El hueco de tus axilas es mi refugio. Toda mi alegría es sentir brotar la vida de tu fuente-flor que la mía guarda para llenar todos los caminos de mis nervios que son los tuyos.

Mi Diego: Espejo de la noche. Tus ojos espadas verdes dentro de mi carne, ondas entre nuestras manos. Todo tú en el espacio lleno de sonidos - En la sombra y en la luz. Tú te llamarás Auxocromo el que capta el color. Yo Cromoforo - La que da el color. Tú eres todas las combinaciones de números. La vida. Mi deseo es entender la línea la forma el movimiento. Tú llenas y yo recibo. Tu palabra recorre todo el espacio y llega a mis células que son mis astros y va a las tuyas que son mi luz».

7. Las celebridades también tienen su lado romántico, y Marilyn Monroe no es la exepción:


Marilyn Monroe.
 Marilyn Monroe.  (Foto: Getty Images)

A su marido Joe DiMaggio:

«Querido Joe:

Si consiguiese hacerte feliz, habría realizado lo más grande y difícil que existe; esto es, hacer a una persona completamente dichosa.

Tu felicidad significa mi felicidad».

8. John F. Kennedy, antes de casarse, tuvo la oportunidad de sacar a relucir su lado atrevido y romántico en breves palabras:


John F. Kennedy.
 John F. Kennedy.  (Foto: Getty Images)

A una Gunilla von Post, una amante secreta que conoció antes de casarse con Jackie:

«Quisiera tomar un velero y navegar por el Mediterráneo durante dos semanas… contigo como equipaje»

9. Probablemente John Lennon era el encargado de componer canciones, pero cuando de verdadero amor se trata, Yoko Ono está para recordarlo después de 27 años de su fallecimiento:


Yoko Ono y John Lennon.
 Yoko Ono y John Lennon.  (Foto: Getty Images)

«Te extraño John. 27 años han pasado, y todavía deseo poder regresar el tiempo hasta aquel verano de 1980. Recuerdo todo -compartiendo nuestro café matutino, caminando juntos en el parque en un hermoso día, y ver tu mano tomando la mía- que me aseguraba que no debía preocuparme de nada porque nuestra vida era buena. No tenía idea de que la vida estaba a punto de enseñarme la lección más dura de todas. Aprendí el intenso dolor de perder un ser amado de repente, sin previo aviso, y sin tener el tiempo para un último abrazo y la oportunidad de decir "Te Amo" por ultima vez. El dolor y la conmoción de perderte tan de repente esta conmigo cada momento de cada día. Cuando toque el lado de John en nuestra cama la noche del 8 de diciembre de 1980, me di cuenta que seguía tibio. Ese momento ha quedado conmigo en los últimos 27 años -y seguirá conmigo por siempre».

10. Por último tenemos a Michael Jackson, de quien se sabe, era de pocas palabras, al menos para expresar sus sentimientos. Conciso, el cantante dice "te quiero" a su manera:


Michael Jackson.
 Michael Jackson.  (Foto: Getty Images)

«Huele aquí Lisa Yo realmente necesito este descanso no he dormido literalmente en 4 días ahora. Tengo que estar lejos del teléfono y de la gente de negocios. Tengo que cuidar mi salud en primer lugar. Estoy loco por ti. Amor turd».

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: Emily Ratajkowski se enfada tras ser víctima del photoshop.
No te pierdas
×