Sala llena… ¿Por qué ver La dictadura perfecta?

Esta semana se estrenó esta película que seguramente levantará ámpula en más de uno. Aquí la crítica sobre la cinta.
 Esta semana se estrenó esta película que seguramente levantará ámpula en más de uno. Aquí la crítica sobre la cinta.  (Foto: Especial)

Nota del editor: Los comentarios que aquí se reflejan son exclusivamente una opinión de Jorge Coll, reportero de espectáculos desde hace 10 años, cinéfilo de corazón y apasionado del showbiz. Actualmente colabora en la revista Quién.

"La dictadura perfecta" es la nueva película mexicana que hace una crítica directa al sistema político y el papel que juegan los medios de comunicación para influir en qué se concentra o no la atención pública.

De forma divertida se nos muestra cómo un gobernador tuvo la mala suerte de ser el chivo expiatorio de los medios para "tapar" un problema con el Presidente de México. Este gobernador quiere voltear las cartas a su favor, por lo que pide el apoyo de un equipo de noticias para "limpiar" su nombre, desatando todo tipo de situaciones llenas de humor negro y preocupantes muestras de realidad.

El director Luis Estrada sigue en el tono que nos ha presentado previamente en trabajos como "La ley de Herodes" y "El Infierno", siempre cuidando el hecho de contar una historia con peso, donde no desmerecen el aspecto visual y los detalles técnicos de una producción que, de entrada, llama la atención por su temática.

Esta sátira va con todo. Lo más importante es que lo hace con inteligencia y con el tono idóneo para llegar al público, que de entrada busca entretenimiento, pero seguramente saldrá con 'algo más'.

¿Las actuaciones?

Siempre es un placer ver a Damián Alcazar en sus proyectos y ésta no es la excepción. Con experiencia previa en este tipo de personajes, el actor ofrece una interpretación divertida y memorable como el gobernador Carmelo Vargas.

Cabe resaltar que el protagonista real de la película es el mismo Alfonso Herrera, quien dejó de ser un actor de telenovelas juveniles para ofrecer su interpretación más madura, dejándose ver realmente comprometido con el proyecto y darnos su retrato de un comprometido productor de televisión.

El elenco está lleno de caras conocidas, la mayoría en papeles secundarios, pero destacan las participaciones de Osvaldo Benavides (como reportero estrella), Silvia Navarro (como una madre que sufre el secuestro de sus hijas) y Saúl Lisazo (como la imagen de un noticiero).

¿Lo malo?

La película dura alrededor de dos horas y media, aunque se pudo haber logrado con éxito en menor tiempo, ya que hay algunas escenas que se sienten sobradas y pesadas, sobretodo por el hecho de que el proyecto se "ensaña" demasiado en criticar lo más posible la realidad y las noticias cotidianas del país.

Recomendable.

En cines: 16 de octubre.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
El video viral más divertido de Melania Trump
No te pierdas
×