Las infidelidades de Bill Clinton que pesan sobre Hillary

Pareciera que el caso Lewinsky ya quedó en el pasado, sin embargo un nuevo rumor de un affaire que tuvo con Elizabeth Hurley podría afectar la carrera de su esposa Hillary para las elecciones de 2016.
Pareciera que el caso Lewinsky ya quedó en el pasado, sin embargo un nuevo rumor de un affaire que tuvo con Elizabeth Hurley podría afectar la carrera de su esposa Hillary para las elecciones de 2016.
 Pareciera que el caso Lewinsky ya quedó en el pasado, sin embargo un nuevo rumor de un affaire que tuvo con Elizabeth Hurley podría afectar la carrera de su esposa Hillary para las elecciones de 2016.  (Foto: AFP)

El camino de Hillary ha estado siempre poblado por rumores, críticas y contradicciones que no sólo la involucran a ella, sino a una compleja sociedad estadounidense en la que los valores, la moral y los principios se atropellan como en un crucero sin semáforos. Cuando Bill Clinton tuvo una relación íntima con Monica Lewinsky, que lo llevó a enfrentar a un Gran Jurado en 1998, una parte de los estadounidenses no cuestionó la infidelidad, sino que la elegida por el presidente no hubiera sido una bella y famosa, como Marilyn Monroe con John F. Kennedy. En medio del escándalo que puso en peligro la presidencia de su marido, Hillary llegó a creer que Bill era víctima de una conspiración, hasta que una mañana de agosto de 1998 él la despertó para decirle la verdad. Habían pasado seis meses del destape del affaire y Bill se preparaba para testificar. Ella se recuerda descompuesta, aspirando aire como un pez fuera del agua cuando Bill le confesó que había tenido una relación breve y esporádica con la becaria de la Casa Blanca. Hasta ese momento él había negado la relación. “Yo estaba fúrica y empeoraba cada segundo”, escribió en Living History, su primer libro de memorias. “Comencé a llorar y a gritarle: ‘¿Por qué me mentiste? ¿Por qué lo hiciste?’ Estaba más furiosa con cada segundo que pasaba. Y él tan sólo atinó a decir: ‘Lo siento. Lo siento. Sólo quería protegerte a ti y a nuestra hija’”.


Lo que criticó una parte de la sociedad estadounidense fue que la amante no fuera guapa.
 Lo que criticó una parte de la sociedad estadounidense fue que la amante no fuera guapa.  (Foto: AFP)

En su libro contó que a pesar de la infidelidad aún amaba a su marido, aunque “como mujer quería ahorcarlo”. Sin embargo se negó a jugar el rol de víctima, lo defendió y siguió a su lado. “La decisión más difícil de mi vida fue mantenerme al lado de Bill”, escribió Hillary, quien con esta decisión simplemente salvó la presidencia de su marido. Tras la comparecencia, la familia vacacionó en Martha’s Vineyard. Fueron los meses más difíciles entre ambos. Ella recuerda que Buddy, la mascota, era el único miembro de la familia que acompañaba a Bill. Pero no era la primera vez que las infidelidades de él trastocaban su relación. Como gobernador, varios fueron los dolores de cabeza causados a Hillary y a su equipo por su debilidad con las mujeres. Años más tarde, Hillary contó a su amiga Diane Blair que estaba al tanto del ojo alegre de Bill. En Arkansas, los guardias de Clinton le confesaron haberle mentido sobre el lugar donde se encontraba su marido si ella preguntaba, y revelaron que el gobernador acostumbraba a pedir los números telefónicos de mujeres que encontraba atractivas. Se sabe que en los años 80, Clinton se confesó enamorado de una chica llamada Marilyn Jo Jenkins y que incluso le habría pedido el divorcio a Hillary.

“Él quiso poner punto final a su matrimonio. Hillary se negó. Ella lucharía para mantener su matrimonio y la familia unida. Había puesto demasiado de su corazón, de su mente y de su alma en su unión con Bill como para dejarlo. Había invertido demasiado”, se lee en el libro de Ribó. Tal vez ahí está la clave del porqué siguieron juntos: había invertido demasiado como para dejarlo ir.


El escándalo Lewinsky dio la vuelta al país y al mundo en pocos días.
 El escándalo Lewinsky dio la vuelta al país y al mundo en pocos días.  (Foto: AFP)

ROMPE EL SILENCIO

El escándalo sexual de Clinton resurgió unos días antes de que Hillary comenzara un tour por distintas ciudades para presentar su nuevo libro. Tras una década sin aparecer en los medios, Monica Lewinsky rompió el silencio y escribió para Vanity Fair. Se declaró impactada por el impulso de Hillary de culpar a la mujer, en lugar de responsabilizar a su marido. “Leí que la señora Clinton supuestamente le había confiado a Blair que se culpaba en parte por el romance de su esposo (por haberlo descuidado sentimentalmente) y que al parecer lo perdonaba… me parece que su impulso de culpar a la mujer —no sólo a mí sino a sí misma— es preocupante”, escribió Lewinsky en la revista. Recientemente, luego de 10 años de ocurrido el escándalo sexual con Bill Clinton en la Casa Blanca, Monica Lewinsky ha concedido su primera entrevista en televisión como parte de un especial para National Geographic. "Ese fue uno de los peores días de mi vida. Yo era virgen a la humillación a ese nivel, hasta ese día. Después de ese día me convertí en la mujer más humillada en el mundo", expresó Lewinsky del día que vio expuesto su romance con el entonces presidente de Estados Unidos. Lewinsky en su primera entrevista para televisión SU ÚLTIMO ESCÁNDALO Fue en febrero de este 2014 cuando salió a la luz una un nuevo nombre a la lista de infidelidades que se le han atribuido en los últimos tiempos a Bill Clinton: el de la actriz británica Elizabeth Hurley, con quien habría mantenido un tórrido idilio en 1998, no solo desconocido para la entonces primera dama, Hillary Clinton, sino para todos sus colaboradores en el despacho oval de la Casa Blanca. Según se desprende de una grabación obtenida por el portal de noticias Radar Online, el ex mandatario estadounidense habría mantenido varios encuentros sexuales con la artista inglesa durante los dos últimos años de su presidencia (1993-2000), tras una primera cita organizada por el actor Tom Sizemore que se fraguó cuando este conoció personalmente a Clinton durante una visita a la residencia presidencial. Han pasado los meses y parece que la noticia ha perdido fuerza y pareciera que estas nuevas revelaciones no afectarán la carrera presidencial de Hillary Clinton de cara a las elecciones de 2016.


Esta foto fue tomada en noviembre de 2005, siete años después del supuesto affaire que tuvieron.
 Esta foto fue tomada en noviembre de 2005, siete años después del supuesto affaire que tuvieron.  (Foto: Getty Images)
Hillary Clinton
 Hillary Clinton  (Foto: Archivo Quién)

HILLARY EN QUIÉN

Nunca fue sólo una Primera Dama y hoy, a sus 66 años, se perfila para ser la primera presidenta de Estados Unidos en las próximas elecciones del 2016, por lo que en las páginas de Quién presentamos la vida de Hillary antes de Bill, los romances del ex presidente, su espíritu independiente, y claro, sus mejores looks.

Lee el artículo completo en su versión digital o busca la edición impresa que ya está a la venta.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: Lo que debes saber de los Emmy Awards
No te pierdas
×