Lydia Cacho opina: ¿Por qué los secuestros en Nigeria nos importan?

La analista política hace ver que los actos cometidos por el grupo sionista Boko Haram son también responsabilidad y producto de las acciones de la sociedad y principalmente de los gobiernos.
La analista política hace ver que los actos cometidos por el grupo sionista Boko Haram son también responsabilidad y producto de las acciones de la sociedad y principalmente de los gobiernos.
 La analista política hace ver que los actos cometidos por el grupo sionista Boko Haram son también responsabilidad y producto de las acciones de la sociedad y principalmente de los gobiernos.  (Foto: Getty Images)

“La paz sólo se construye en la medida en que reconozcamos el origen de los conflictos y analicemos a todos sus actores”.

La reconocida periodista mexicana nos contó sobre la situación política y de violación de derechos humanos que se vive en el norte de Nigeria por el secuestro de niñas, raptadas de sus escuelas en el poblado de Jibik, así como del asesinato de cientos de personas en Gamboru Ngala a manos del grupo sionista Boko Haram, así como las repercusiones que ha tenido a nivel mundial y en las redes sociales con el hashtag cada vez más usado por famosos, #BringBackOurGirls.

Si bien es una situación que se vive del otro lado del mundo, en África occidental, la activista y especialista en derechos de la mujer nos explicó por qué debemos involucrarnos e interesarnos en el delicado tema.

Este tipo de conflictos civiles tienen un origen específico y se ha dicho que países como Estados Unidos, China y Gran Bretaña han ofrecido ayuda al gobierno nigeriano para encontrar a las niñas secuestradas. Cuestionamos a la periodista qué tan conveniente es esta intención de rescate y si más allá de ayuda hay una razón política para la intervención de dichos países.


Salma Hayek es una de muchos famosos que se han unido al hashtag mundial.
 Salma Hayek es una de muchos famosos que se han unido al hashtag mundial.  (Foto: AFP)

“Por supuesto, hay una batalla campal por los hidrocarburos [en la zona], encima, la inestabilidad e inseguridad en Nigeria tiene sus raíces en la esclavitud fomentada por los británicos en tiempos coloniales”.

Lydia explica que el grupo Boko Haram es un brazo militante de Al Qaeda, movimiento de resistencia islámica y definido como 'terrorista' alrededor del mundo. No obstante, para que Boko Haram llegara a cometer actos violentos contra aquellos que se oponen al islam en el país, tuvo que pasar la guerra civil biafrana a finales de los sesenta, la cual dividió el territorio en musulmanes [al norte] y cristianos [al sur] y sumió a la región en una crisis de “hambre y explotación”.

“A su vez ellos [los rebeldes] fueron víctimas brutales del hambre y la explotación. Las niñas son rehenes perfectas. Históricamente las mujeres han sido carne de cañón, esclavas y moneda de cambio en las guerras del mundo”, asegura.

Tratándose de un problema de derechos humanos, la ONU juega un papel importante, por lo que Lydia opina que lo que no puede permitir la organización es hacer ver lo ocurrido como un hecho aislado, ya que las condiciones inhóspitas de pobreza y hambruna por las características geográficas del lugar se sabían, pero no se tomaron cartas en el asunto a tiempo. A su vez, esas condiciones son las causantes de peleas y conflictos por los pocos recursos que hay para vivir en el lugar, los cuales ahora se disputan entre la misma sociedad civil y entre los gobiernos.

“La pobreza causó caos y desesperación en Nigeria; este no es un asunto de unos ‘terroristas’ que secuestran niñas, es la reacción de una población colapsada por el hambre y el abandono”, agregó.

Lydia Cacho sostiene que la situación nos debe de importar porque así como se pide “Bring Back Our Girls”, en México “queremos que nos devuelvan a nuestras hijas, a las miles de desaparecidas por el narco mexicano y a las miles de niñas robadas por los tratantes de la industria del sexo comercial en América Latina”.


Recientemente el grupo Boko Haram anunció en un video que algunas de las niñas estaban siendo vendidas, lo que alarmó aún más a la sociedad.
 Recientemente el grupo Boko Haram anunció en un video que algunas de las niñas estaban siendo vendidas, lo que alarmó aún más a la sociedad.  (Foto: Especial)

Para una periodista y escritora como Lydia Cacho leer entre líneas las acciones de los gobiernos que quieren intervenir en el rescate de las niñas es fundamental para conocer su verdadera intención. “Lo importante es entender por qué pedimos que devuelvan a las niñas nigerianas. Deben ser ‘nuestras niñas’ los 365 días del año”. Y es que Cacho sugiere que “[Estados Unidos, Gran Bretaña y China] no quieren a las niñas, quieren el botín que llegaría luego de la escenografía montada en los medios con el rescate”.

Por último, aclara que si bien las redes sociales son una buena herramienta para apoyar a las familias que desesperadas piden ayuda para recuperar a sus seres queridos, lo más importante es crear la conciencia de que, así como en África niñas son secuestradas, en México vivimos una situación no muy lejana con la violencia de género que se vive en el país.

Notas relacionadas:

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: ¿Danna Paola tiene nuevo romance?
No te pierdas
×