Así fue la boda real de Magdalena de Suecia y Chris O´Neill

Después de dos años de relación y ocho meses de estar comprometida con Chris, llegó el día donde ambos se dijeron sí para toda la vida.

La tan esperada boda real sueca por fin llegó y comenzó desde el día de ayer a donde los invitados a la boda y en especial, los miembros de las otras casas reales asistieron a una cena de gala que dio el Rey Carlos Gustavo por el enlace matrimonial de su hija la más pequeña.


El enlace se llevó a cabo en la Capilla Real del Palacio de Estocolmo
 El enlace se llevó a cabo en la Capilla Real del Palacio de Estocolmo  (Foto: Getty Images)

La ceremonia se llevó a cabo en la Capilla Real del Palacio de Estocolmo, mismo lugar donde fue bautizada la Princesa Magdalena. Dicha capilla fue inaugurada en 1754 y es un mezcla del estilo barroco y rococó. La decoración que se utilizó en esta ocasión para decorar la capilla fueron colores claros, entre ellos verde claro, blanco y rosa pálido. Para la ocasión se usaron hojas de haya, peonías rosadas y blancas, lilas blancas, espuelas y lirios del valle. Fue el Jefe de la Corte Real, Monseñor Lars-Göran Lönnermark quien se encargo de impartir la ceremonia, con la asistencia del Vicario de la Real Audiencia, el reverendo Michael Bjerkhagen

Los invitados fueron llegando y tomando sus lugares, después fue cuando arribó el “bus real” donde iban los representantes de las otras familias reales europeas, entre las casas reales presentes estaban Dinamarca, Luxemburgo, Mónaco, Reino Unido, Noruega, entre otras. En esta ocasión no van los monarcas ya que no es la primera en línea de sucesión al trono. Una vez todos sentados hicieron la entrada el novio, Chris O´Neill, junto con su “best man”

Fue entonces cuando la Princesa Victoria, el Príncipe Daniel y la Princesa Estelle hicieron su entrada. Al parecer Estelle de dos años, no iba a asistir y se quedaría con sus abuelos paternos, pero decidieron que formara parte deun día tan importante para su tía Magdalena. Le siguieron el Príncipe Carlos Felipe del brazo de su madre, la Reina Silvia.

Los pajes hicieron su entrada con guirnaldas largas y cantando, fue así como la novia, la Princesa Magdalena hizo su gran entrada del brazo de su padre, el rey Carlos Gustavo. Es la segunda vez que el rey entrega a una de sus hijas, en este caso la menor. Ambos parecían muy tranquilos pero muy felices. La Princesa portaba un vestido de Valentino con encaje y llevaba la que al parecer es su tiara favorita. Al fondo del pasillo se veía a un Chris O`Neill conmovido hasta las lágrimas.


El beso con el que se sello su propia historia de amor.
 El beso con el que se sello su propia historia de amor.  (Foto: Getty Images)

Entonces comenzó la ceremonia que se impartió en dos idiomas: sueco e inglés ya que el novio no es experto en sueco y para que los demás invitados también pudieran entender. La Princesa Victoria leyó una de las lecturas y como segunda lectura se leyó la Primera Carta a los Corintios 13: 4-7, 13, conocida por ser una de las lecturas más románticas para bodas.

Para amenizar la gran boda, Marie Frederiksson, cantante del grupo Roxette entonó una canción sueca: Ännu doftar kärlek (Todavía huele a amor). Fue así como siguió la ceremonia en donde se prometieron amor eterno y sellaron su amor con la entrega de anillos. Al parecer tuvieron un poco de problemas en ponérselos pero seguramente era por la emoción y los nervios.

Luego entonces un grupo de violinistas lideraron a los recién casados por el pasillo de la Capilla Real para que salieran a saludar a la gente y por fin se dieran el tan esperado beso que se acostumbra al final de la celebración. Cuando salieron ambos traían una gran sonrisa y se veían bastante emocionados de ser ya marido y mujer. Esta imagen fue sellada a su vez con 21 disparos por parte de la Armada Sueca.

Así fue como la celebración terminó y todos los invitados empezaron a salir de la Capilla, se dirigieron a un camión que los llevó a un puerto donde todos abordaron un barco que los llevara al Palacio de Drottningholm que se encuentra en la isla de Lovön. Mientras tanto los ahora esposos hicieron un recorrido en un carruaje por las calles de Suecia para saludar a la gente, teniendo como destino final el mismo barco de sus invitados para llegar al Palacio.


Los ahora esposos en el carruaje saludando a los suecos.
 Los ahora esposos en el carruaje saludando a los suecos.  (Foto: Getty Images)

Una vez que Magdalena y Chris subieron al barco en medio de aplausos y aclamos,también lo hicieron los padres de la novia, los reyes de Suecia.Y entonces el barco S/S Stockholm zarpó para la fiesta que será en el mismo Palacio donde la Princesa Magdalena hace casi 31 años nació.

Se espera que este matrimonio termine en un.. ¡Y vivieron felices para siempre!

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: La fuerza está de regreso con Star Wars: The Last Jedi
No te pierdas
×