Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Brad Pitt rebaja el tono polémico de su última película

El amor de Angelina Jolie manifestó que se eliminaron varias escenas de su última producción para evitar herir susceptibilidades.
El amor de Angelina Jolie manifestó que se eliminaron varias escenas de su última producción para evitar herir susceptibilidades.
Brad Pitt El amor de Angelina Jolie manifestó que se eliminaron varias escenas de su última producción para evitar herir susceptibilidades. (Foto: Getty Images)

Aunque el popular actor de Hollywood quería vincular su más reciente película, la apocalíptica 'World War Z', al actual panorama socioeconómico global, el intérprete reconoce que en el montaje final de la producción se eliminaron las escenas más polémicas que podían herir la sensibilidad de los espectadores. El artista estadounidense justifica la decisión final tomada por su equipo al considerar que su nuevo filme veraniego, que narra los efectos de una hipotética invasión zombie, debía estar enfocado a un público más amplio y heterogéneo. "Al principio estaba interesado en producir y protagonizar una cinta que constituyera una especie de fábula sobre los tiempos tan oscuros en que vivimos. Mi intención era preguntar a la audiencia qué pasaría en la actualidad si padeciéramos una pandemia mundial como la que tiene lugar en la película tras el ataque de los zombies. No obstante, luego nos dimos cuenta de que la trama quizá era demasiado densa y controvertida para una película de verano, que debería ser más ligera, divertida, y dirigida a un público con sensibilidades diversas. Así que optamos por cortar esas escenas más dramáticas en la edición final de la película", reveló el atractivo intérprete al portal Entertainment Weekly. Sin embargo, el veterano actor admite que no fue una tarea fácil extraer de su extenso largometraje aquellos planos que podía desechar sin comprometer con ello la coherencia de la trama. Por ello, el artista aprovecha su profunda reflexión sobre los entresijos de su último proyecto cinematográfico para reivindicar el duro trabajo del equipo de postproducción. "Este tipo de películas son como rompecabezas complejos que hay que desentrañar en la sala de montaje, y a la hora de editar hay que saber muy bien cuándo apretar el gatillo para intensificar ciertas emociones y atenuar otras. Es como trabajar con mucha precisión para asegurarse de que una máquina esté perfectamente calibrada, supone un durísimo trabajo por parte del equipo de montaje", añadió.

GMD

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad

Visita Nuestras Galerías

Publicidad