Kim Kardashian se entromete en la vida de sus hermanas

Aunque ella admite que le encanta su faceta de asesora, su hermana mayor Kourtney no ve con tan buenos ojos que la próxima mamá interfiera en sus asuntos más personales.
Aunque ella admite que le encanta su faceta de asesora, su hermana mayor Kourtney no ve con tan buenos ojos que la próxima mamá interfiera en sus asuntos más personales.
 Aunque ella admite que le encanta su faceta de asesora, su hermana mayor Kourtney no ve con tan buenos ojos que la próxima mamá interfiera en sus asuntos más personales.  (Foto: Getty Images)

La mediática estrella de la televisión estadounidense, que espera su primer hijo con el rapero Kanye West, tiene como una de sus principales aficiones ofrecer consejo a sus allegados sobre temas tan diversos como el amor y las finanzas. Aunque ella admite que le encanta su faceta de asesora, su hermana mayor Kourtney no ve con tan buenos ojos que Kim interfiera en sus asuntos más personales.

"Me encanta dar consejos a los demás a partir de las experiencias que yo misma he vivido. Da igual si son problemas amorosos o financieros los que tengo que afrontar. Me encanta ayudar a mis seres queridos", admitió la guapa celebridad en su programa de telerrealidad 'Kim and Kourtney Take Miami'. Como el propio nombre del espacio televisivo indica, existe una segunda protagonista en esta historia, Kourtney, que ofrece una versión radicalmente diferente que pone en cuestión las buenas intenciones de su hermana.

"A Kim le encanta meterse donde no la llaman, se entromete en temas que son excesivamente privados y habla abiertamente de cuestiones que ni siquiera le atañen lo más mínimo. No sabe cuándo sus consejos no son bien recibidos y cuándo debería alejarse de la vida íntima de los demás, por lo menos de la de sus hermanas", replicó Kourtney con dureza.

A pesar de los intentos de su hermana mayor por alejarle de los problemas ajenos, en uno de los fragmentos del último capítulo de su reality Kim trata de reconciliar a sus amigos Jonathan Cheban y Simon Huck, que previamente habían discutido en relación a varios negocios que tienen en común. El proceso de mediación que puso en marcha la mediana de las Kardashian, sin embargo, no llegó a buen puerto y la pequeña confrontación terminó en un dramático escándalo de grandes proporciones.

"Simon acabó llorando amargamente mientras que Jonathan abandonó la casa muy furioso. Lo que en principio empezó como una pequeña disputa acabó como una bomba de relojería que le explotó a mi hermana en toda la cara. Si este episodio no le enseña a Kim que no debe entrometerse en asuntos ajenos tan delicados, entonces es que no tiene remedio alguno", explicó Kourtney.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: 10 grandes muestras de ayuda internacional que ha recibido México
No te pierdas
×