Salma Hayek es inflexible con su hija en ciertas cosas

La actriz aseguro que aunque no es estricta con Valentina, le ha inculcado el respeto por los demás, motivo por el que la pequeña es más tranquila que la propia Salma en su infancia.

La estrella resta importancia a su negativo historial de juventud, pero lo cierto es que trata de evitar a toda costa que su hija herede los hábitos de su famosa madre. En ese sentido, Salma asegura ser una madre muy estricta con la pequeña, aunque por lo general le encanta involucrarse a fondo en las actividades de Valentina. "Es gracioso, la verdad, porque ella es una niña bastante más tranquila que yo, y seguramente esto tenga que ver con el hecho de que le he inculcado un gran respeto por los demás. Soy inflexible en eso, lo que no significa que no me guste divertirme con mi hija y dejar que se exprese libremente. Nos encanta hablar de cosas de chicas, jugar juntas e incluso bromear entre nosotras, pero también pongo límites. Hay que saber encontrar el equilibrio a la hora de educar", explicó. Y es que la actriz mexicana no pasó precisamente desapercibida durante sus años en un colegio católico en Luisiana, donde sacaba de quicio a sus profesores con sus ocurrencias y gastaba bromas pesadas como la de hacer saltar todas las alarmas de los relojes.

Salma asegura que nunca cometió faltas graves durante su paso por la escuela, pero reconoce que su impulsivo carácter le llevaba frecuentemente a meterse en problemas

"Como todos los niños, de vez en cuando me metía en líos. Decíamos tonterías a los maestros y nos pasábamos el día pensando en cómo llevar a cabo nuestras diabluras. No es que fuera una niña problemática, pero me río cuando recuerdo el día en que, durante la noche, hicimos saltar al mismo tiempo todas las alarmas de las aulas del internado. Ese es el tipo de travesuras que hacía de pequeña", confesó al diario Daily Telegraph.

GMD

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: ¡Los 11 más hot del 2018!
Te Recomendamos
×