Caifanes, música para dioses en Cumbre Tajín

La banda de rock mexicana generó la euforía de más de dos mil almas reunidas en Parque Takilhsukut.
 La banda de rock mexicana generó la euforía de más de dos mil almas reunidas en Parque Takilhsukut.

Caifanes confirmó ante más dos mil personas por qué es considerada la mejor banda de rock nacida en México, al cimbrar con sus éxitos el Nicho de la Música del Parque Takilhsukut, en el primer día de actividades del Festival Cumbre Tajín 2012.

Las luces del recinto se apagaron, miles de gritos ahogados en uno solo cimbraron el Nicho de la Música, y Saúl Hernández, Alejandro Markovich, Sabo Romo, Alfonso André y Diego Herrera ocuparon sus posiciones tras haberse reunido luego de varios años de estar separados para iniciar con "Para que no digas que no pienso en ti".

El siguiente tema fue "Miedo", después del cual Saúl expresó, "feliz de estar en esta tierra veracruzana, no nos queda más que tocarte esta noche, Caifanes a tus pies". Acto seguido en clara muestra de agradecimiento al público, el ‘Caifán mayor' se arrodilló, lo que hizo estallar en gritos y aplausos al público.

Este primer concierto de la agrupación mexicana en Cumbre Tajín continuó con "La vida no es eterna" y "Aquí no es así", canciones que hicieron que los miles de asistentes rindieran una ovación.

Para continuar, Caifanes hizo corear al público con "El comunicador" y "De noche todos los gatos son pardos".

Al ritmo de timbales, la legendaria agrupación condujo a los asistentes a un apacible viaje introspectivo con "Ayer me dijo un ave", para luego enloquecer al Nicho de la Música con "Hasta morir" y la ansiada lluvia de éxitos cayó torrencialmente sobre los asistentes.

"Estás dormida", "Debajo de tu piel", "Aviéntame", "Perdí mi ojo de venado", "Los dioses ocultos" y "Detrás de ti", fueron entonados de forma espectacular y de principio a fin por las miles personas reunidas en este espacio música del Parque Takilhsukut.

Tras ejecutar "Mátenme porque me muero", el público entonó por un par de minutos el nombre de la agrupación, mientras que Saúl Hernández presentaba a la alineación que conforma Caifanes.

Pasada la medianoche, la banda interpretó "Nos vamos juntos" y abandonó el escenario por primera vez. Luego de unos minutos, los músicos regresaron para poner a bailar a los asistentes con "Vamos a dar una vuelta al cielo".

Acto seguido el líder de la agrupación ondeó la bandera de México, mientras el público aplaudía y gritaba eufórico.

Enseguida elevaron el Nicho de la Música hasta el firmamento con "La célula que explota" y "Afuera" éxitos de los más populares de la banda emblemática del rock mexicano.

Para cerrar este concierto, el grupo interpretó "No dejes que" y "La negra Tomasa". Instantes más tarde, en muestra de humildad, todos los integrantes de Caifanes bajaron del entarimado, saludaron y agradecieron a sus fans, quienes difícilmente olvidarán este primer concierto de Caifanes en el Festival Cumbre Tajín.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
Quien 50: Un año más de historias maravillosas
No te pierdas
×