Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Silvio Berlusconi está en aprietos por otra mujer

Patrizia D&#39Addario concedió una entrevista al diario &#39Corriere della Sera&#39 donde acusó a Berlusconi de haberle pagado por asistir a una fiesta e informó que la invitó a contender en las el...
miércoles 17 junio 2009
Patrizia D&#39Addario concedió una entrevista al diario &#39Corriere della Sera&#39 donde acusó a Berlusconi de haberle pagado por asistir a una fiesta e informó que la invitó a contender en las elecciones.
Berlusconi Patrizia D'Addario concedió una entrevista al diario 'Corriere della Sera' donde acusó a Berlusconi de haberle pagado por asistir a una fiesta e informó que la invitó a contender en las elecciones. (Foto: Clasos)

Patrizia D'Addario acusó a Silvio Berlusconi no sólo de haberle entregado dinero a cambio de que asistiera a las fiestas que el primer ministro italiano organizaba en Palazzo Grazzioli, su residencia romana, sino de haber incumplido su promesa de ayudarle a "desbloquear los trámites para la construcción de un hotel en unos terrenos de su familia".

La joven italiana concedió una entrevista al diario Corriere della Sera donde confesó que recibió 1.000 euros por asistir a la fiesta y agregó que tiene en su poder grabaciones que comprueban la negociación: "se escucha su voz y además hubo muchos testigos, personas que no pueden negar que me vieron".

Publicidad

Y aunque Silvio Berlusconi calificó la entrevista como "basura y mentiras", lo cierto es que esta información lo regresa a la palestra en el tema de su presunta afición por jovencitas .

En la entrevista publicada por Corriere della Sera, el diario de mayor circulación en Italia, D'Addario dijo que se trasladó de Bari a la residencia romana de Berlusconi para asistir a una de las fiestas, donde había veinte jóvenes más. Una vez en el Palazzo Grazzioli, los asistentes vieron un video en que aparecían Berlusconi y el ex presidente estadounidense George W. Bush; poco después llegó el mandatario, cantó para ellas y contó chistes.

Tras el encuentro D'Addario recibió 1,000 euros, en lugar de los 2,000 prometidos.

La joven italiana dijo que dejó de ir a las fiestas de Berlusconi en Roma porque él no cumplió su promesa: "Lo explico porque he visto que me han engañado. Tan sólo pedí ayuda para un proyecto que me interesa mucho y me han utilizado".

Además del supuesto pago, la joven recibió una propuesta para que formara de la lista electoral del partido de Berlusconi, el Pueblo de la Libertad (PDL), en las elecciones al Parlamento Europeo (PE); sin embargo, la joven no fue incluida sino en la candidatura del PDL a las municipales de Bari.

Por su parte, el abogado de Berlusconi, Niccolo Ghedini, dijo que D'Addario salió a hablar porque estaba desilusionada porque no ganó en la primera ronda de las elecciones locales el mes pasado.

Publicidad