Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Muere agresor de la familia real holandesa

Karst Tates, de 38 años, quien resultó gravemente herido luego de embestir a la multitud que presenciaba el desfile, murió horas después en el hospital.
viernes 01 mayo 2009
Karst Tates, de 38 años, quien resultó gravemente herido luego de embestir a la multitud que presenciaba el desfile, murió horas después en el hospital.
Holanda Karst Tates, de 38 años, quien resultó gravemente herido luego de embestir a la multitud que presenciaba el desfile, murió horas después en el hospital. (Foto: AP)

El hombre que atropelló mortalmente a cinco personas con su auto al tratar de embestir el vehículo de la realeza holandesa falleció el viernes a consecuencia de las lesiones que sufrió, al igual que uno de los heridos.

El sospechoso, un hombre de 38 años identificado por los medios de prensa holandeses como Karst Tates, se encontraba hospitalizado y en estado grave desde la mañana del jueves, cuando intentó atacar un autobús de la realeza en el feriado del Día de la reina Beatriz.

Publicidad

La fiscalía confirmó el deceso la mañana del viernes.

Horas después de su muerte, el Ministerio de Defensa anunció que un conductor de 55 años de la policía militar, Roel Nijenhuis, falleció a causa de sus heridas. Cinco transeúntes murieron el jueves.

Nijenhuis se encontraba de servicio durante el desfile del jueves, indicó una declaración del teniente general Dick van Putten. Acabada de transportar a una banda de música de la policía militar al desfile y contemplaba los festejos cuando fue atropellado.

Otras 11 personas resultaron heridas cuando Tates con su auto arrolló las barreras policiales y se lanzó contra las personas que aguardaban el paso del autobús descubierto que transportaba a la reina Beatriz, el príncipe heredero Willem-Alexander y su esposa nacida en Argentina, la princesa Maxima, además de otros miembros de la familia.

Tates confesó a uno de los policías que llegó a él tras el suceso que su intención era atacar a la familia real, dijo el jueves el fiscal Ludo Goossens. Pero no quedaba claro el motivo.

Las autoridades sostienen que la muerte del atacante pone fin al caso penal en su contra aunque seguirán investigando si actuó solo.

Las autoridades no han divulgado oficialmente su identidad siguiendo las leyes de privacidad del país.

"Hasta ahora no hay indicios" de que hubo cómplices, afirmaron los fiscales en una declaración.

La policía registró el domicilio del individuo el jueves pero "no halló armas ni explosivos ni indicio alguno de que hubo otros sospechosos", añadieron.

El suceso fue transmitido en directo por la televisión nacional que cubría el traslado de la reina a su palacio Het Loo en la ciudad de Apeldoorn en el oriente del país.


Resource Not Found: (image) http://static.quien.com/

Tags

Publicidad
Publicidad