Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Obama y Calderón hablan de economía y empleo

En conferencia de prensa, los mandatarios fijaron su postura y ofrecieron soluciones a los problemas de migración, economía y crimen organizado.
jueves 16 abril 2009
En conferencia de prensa, los mandatarios fijaron su postura y ofrecieron soluciones a los problemas de migración, economía y crimen organizado.
Obama En conferencia de prensa, los mandatarios fijaron su postura y ofrecieron soluciones a los problemas de migración, economía y crimen organizado. (Foto: AP)

El mandatario de Estados Unidos, Barack Obama, reconoció que el combate a los cárteles de la droga no es sólo de México sino también de su país y subrayó el desafío en el tema migratorio que enfrentan ambas naciones. Durante la conferencia de prensa conjunta con el presidente de México, Felipe Calderón, en Los Pinos, Obama admitió que su país ha sido enriquecido enormemente por la migración de México, lo que establece un lazo duradero e importante entre ambas naciones. En torno a la migración detalló que "mi objetivo en esta materia es darle un tono práctico y de sentido común a las soluciones, para que la gente no se muera en los desiertos". Su propuesta de reforma migratoria, precisó, no se limita sólo a los mexicanos, sino que abarca a los migrantes de todas las nacionalidades. El objetivo es dar un enfoque más amplio para sacar de las sombras a los inmigrantes indocumentados y ofrecerles la posibilidad de construir una vida en suelo estadunidense, a fin de que cumplan sus aspiraciones legítimas y trabajen en forma ordenada. Sin embargo, Obama advirtió que de cualquier manera deberán pagar alguna multa por haber ingresado de manera ilegal a su país. En el tema de la seguridad, el mandatario estadunidense insistió en que su gobierno pretende establecer una relación de confianza y respeto con el de México, a fin de resolver un problema que afecta a ambos países. Los resultados se verán mediante indicadores muy objetivos como la reducción de la violencia, el desmantelamiento financiero de los cárteles, la detención de capos del narcotráfico y la intercepción de drogas y armas. Sin embargo, insistió en que desde su punto de vista se debe respetar el derecho de los ciudadanos de Estados Unidos de comprar armamento para defender a sus familias, por lo que se trata de un reto que debe implicar un esfuerzo sostenido que no puede concretarse "con una sola mano". Por ello, dijo el Congreso de Estados Unidos ha aprobado recursos tecnológicos y económicos "medibles en millones de dólares para resolver un problema que no sólo afecta a nuestros socios, sino a nuestra propia población". La delincuencia organizada amenaza la estabilidad, el Estado de derecho y genera corrupción, por lo que se requiere el trabajo conjunto para mejorar la seguridad en ambos lados de la frontera, toda vez que en Estados Unidos hay una gran demanda de drogas, admitió. El presidente Obama definió que la relación implica retos pero también oportunidades, entre ellas "la extraordinaria oportunidad de trabajar juntos", puntualizó.

Tags

Publicidad