Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Farrah Fawcett enferma y su hijo en prisión

El hijo de Farrah Fawcett, que ya antes estuvo en la cárcel, ahora enfrenta nuevos cargos por posesión y consumo de drogas.
sábado 11 abril 2009
El hijo de Farrah Fawcett, que ya antes estuvo en la cárcel, ahora enfrenta nuevos cargos por posesión y consumo de drogas.
Farrah El hijo de Farrah Fawcett, que ya antes estuvo en la cárcel, ahora enfrenta nuevos cargos por posesión y consumo de drogas. (Foto: Clasos.com)

Redmond, el hijo de Farrah Fawcett y Ryan O"Neal, enfrentaría una sentencia de al menos tres años en prisión por sus problemas con las drogas, reportaron ayer autoridades judiciales. La víspera la fiscalía en la corte Superior de Los Ángeles reportó a la juez que Redmond fue sometido a una prueba de drogas en su sangre y se encontró positivo en consumo de metanfetaminas, así como presencia de heroína en su celda. Tras escuchar los informes, la juez Nancy Newman, rechazó otorgarle libertad bajo fianza y dispuso una audiencia de sentencia para el próximo viernes por dos cargos criminales de posesión y consumo de sustancias prohibidas e incumplimiento de su libertad condicional. Redmond O"Neal está detenido en una prisión en el sur de California luego de que hace unos días fue arrestado en un operativo en el que, tras ser revisado en el estacionamiento de la cárcel de Castaic, se le encontró droga que pretendía ingresar a un interno. El hijo de los actores, de 24 años, estaba en libertad condicional por tres diferentes arrestos; consumo y posesión de drogas registrados durante el año pasado. Los tres años de prisión serían por violar los términos de su libertad condicional al que fue sentenciado en enero del 2008, así como incumplimiento de un programa de rehabilitación al consumo de enervantes. Su madre Farrah Fawcett abandonó un hospital de Los Ángeles en donde fue ingresada de emergencia desde hace varios días por una hemorragia consecuencia de una intervención quirúrgica en Alemania a la que fue sometida para enfrentar un cáncer de colon.

Publicidad