Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Adriana Ontiveros Una mamá modelo

Tras 12 años en las pasarelas y con su carrera llena de éxitos, la tapatía está de vuelta en la ciudad que la vio nacer, con nuevo look y estrenando novio.
miércoles 01 abril 2009
Tras 12 años en las pasarelas y con su carrera llena de éxitos, la tapatía está de vuelta en la ciudad que la vio nacer, con nuevo look y estrenando novio.
Adriana Ontiveros Tras 12 años en las pasarelas y con su carrera llena de éxitos, la tapatía está de vuelta en la ciudad que la vio nacer, con nuevo look y estrenando novio. (Foto: Rafa Reynaga)
Trabajó para la agencia Contempo.
Trabajó para la agencia Contempo.

Publicidad

Era una adolescente cuando comenzó su sueño. La guapa Adriana Ontiveros, de 26 años, comenzó a los 14 su carrera de modelo. Fue Gabriel Sánchez, uno de los mejores maquillistas de Guadalajara, quien descubrió su belleza al maquillarla para la boda de Susana Ontiveros, su hermana mayor. Él se quedó sorprendido con el porte de Adriana y la empezó a recomendar. Llegó su primer trabajo: la publicidad de una zapatería, a la que le siguió de inmediato la portada de Eres Novia. Su mamá, Susana Balcázar, y sus hermanas, Susana y Ana Paula, decidieron apoyarla, pero su papá, Gabriel, estaba totalmente en contra. Tuvo que trabajar a escondidas mientras ellas la encubrían. El día que su papá se enteró, estuvo castigada durante un mes, pero esto ha cambiado. Hoy en día Adriana tiene el apoyo incondicional de toda su familia.

Nunca un paso atrás La carrera de Adriana despegó desde sus primeras experiencias, y ya ha trabajado con marcas importantes como Honda, Telcel, Cklass, y Andrea, entre otras. El año pasado se mudó a la ciudad de México para trabajar en la agencia Contempo, de Óscar Madrazo, una de las más reconocidas del país. Tuvo la oportunidad de viajar a Italia, donde hizo unas fotos para una casa de diseñadores Italianos y en el Viejo Continente conoció a la top model Natalia Vodianova y a Domenico Dolce, de Dolce & Gabbana, entre otras personalidades. Luego de una carrera de 12 años, Adriana regresó a Guadalajara para estudiar diseño y dedicarse a su hijo Marcelo, de cinco años.

¿Cómo combinas la vida de mamá y de modelo? Es muy difícil pues soy madre soltera. Cuando Marcelo estaba más chiquito lo cuidaba mi mamá; ahora me lo llevo a trabajar y es el más feliz. En las pasarelas y en las fotos se pone a posar. Es divertido pero cuesta muchísimo trabajo, sobre todo cuando lo tienes que dejar para viajar. Eso es muy triste para los dos.

La carrera de modelo es corta... Precisamente estoy estudiando diseño de interiores. Me gustaría dedicarme a eso y dejar lo de la “modelada” como hobbie. ¿Por eso te retiras temporalmente? Sí. Ya hice lo que quería hacer. Me fui a Italia, trabajé con gente muy importante, viví cosas increíbles y ya estuve en una de las mejores agencias de México, Contempo. Además ya no tengo la misma edad y vienen niñas muy bonitas, jóvenes, con rostros frescos. Es difícil, a una edad mayor, competir con niñas de 15 años. Por eso considero que es mejor retirarte con la frente en alto.

Estrenas novio, cuéntanos... A Juan Cristóbal Salinas Occelli (hijo del ex presidente Carlos Salinas de Gortari) lo conocí en México, en un concierto de Alejandro Fernández. Fue amor a primera vista, nos presentaron y fue como “¡wow!”. Llevamos apenas un par de meses. Él vive en la ciudad de México y nos vemos todos los fines de semana. Trato de que venga más a Guadalajara para que esté en contacto con mi familia, con mi hijo Marcelo y para que se dé cuenta cuál es mi ambiente. Yo también voy al df y convivo con sus amigos. Ya conozco a su familia y me llevo muy bien con ellos. Esta relación ya es algo más serio. Andar con él me hizo ver muchas cosas, pues nunca había tenido un novio más grande (30 años), siempre andaba con chavos de mi edad.

Publicidad