Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Mexicanos reciben reconocimiento

El embajador de España en México entregó la Gran Cruz de la Orden de Isabel La Católicaa Mario Molina, Enrique Krauze, José Woldenberg y Javier Garciadiego.
El embajador de España en México entregó la Gran Cruz de la Orden de Isabel La Católicaa Mario Molina, Enrique Krauze, José Woldenberg y Javier Garciadiego.
Mexicanos El embajador de España en México entregó la Gran Cruz de la Orden de Isabel La Católicaa Mario Molina, Enrique Krauze, José Woldenberg y Javier Garciadiego. (Foto: EFE)

Los historiadores Enrique Krauze y Javier Garcíadiego, el científico Mario Molina, el politólogo José Woldenberg y el empresario Lino de Prado recibieron un reconocimiento del embajador de España en México, Carmelo Angulo, quien los calificó como hombres hacedores de puentes entre las dos naciones. En una ceremonia realizada la víspera en la residencia oficial del embajador de España en México, recibieron la Gran Cruz de la Orden de Isabel La Católica y la Orden del Mérito Civil en grado de Encomienda al empresario Lino de Prado. Al iniciar su discurso, el diplomático lamentó la muerte del publicista Eulalio Ferrer, un hombre que llegó con el exilio español y a cuya memoria le dedicó un minuto de silencio. Recordó que los cinco personajes distinguidos han realizado trayectorias de singular mérito, con una proyección universal fuera de toda duda y reconocidas con distinciones, así como premios de todo tipo dentro y fuera de México. "El sentido de reunirnos es reconocer la aportación de cada uno de los condecorados a la actualización y fortalecimiento de los históricos y profundos vínculos que unen a México y España. "La trayectoria de cada uno de ellos coloca a México como indiscutible foco de irradiación de cultura y conocimiento hacia Iberoamérica y el mundo. Y, al mismo tiempo, los convierte en modernos "pontifex", literalmente hacedores de puentes entre México y España", dijo. Carmelo Angulo abundó en el hecho de que hay una línea común en sus vidas y obras: la preocupación acerca el ser y el devenir de México, pues aseguró que son hombres de acción que trabajan para cambiar la realidad de México, y a través de esta, la del pensamiento y la gestión global. "Ellos simbolizan un México con el que todos los iberoamericanos nos identificamos profundamente, un México críticamente respetuoso de sus múltiples herencias, intelectual y socialmente abierto a influencias de toda índole y procedencia", consideró. Añadió que "los cinco condecorados han contribuido, cada uno desde sus campos de actuación, a transformar a México y a crear una agenda y un modo de conducta global". Nos hacen comprender "los graves riesgos ambientales que enfrentamos, convirtiendo en una realidad la democracia mexicana, lanzando nueva luz sobre nuestra historia, generando empleo y oportunidades de desarrollo, convirtiendo la herencia del exilio español en aporte educativo de referencia en Iberoamérica", dijo Carmelo Angulo. El científico mexicano Mario Molina, Premio Nobel de Química 1995, recordó que España es un país que siempre lo ha recibido con afecto y con los brazos abiertos, y reconoció la manera en cómo está atacando el problema del calentamiento global. "Lo que está haciendo España en esa materia es ejemplar, y dan muestra de cómo deberían responder los demás países del Planeta", expresó. La Real y Americana Orden de Isabel La Católica fue creada por el rey Fernando VII el 14 de marzo de 1815, con la finalidad de premiar la lealtad a España y los méritos de ciudadanos españoles y extranjeros en bien de la nación y, en especial, por servicios prestados para la prosperidad de los territorios americanos. En la actualidad, esta distinción se concede para premiar aquellos comportamientos extraordinarios de carácter civil, por parte de españoles o extranjeros que redunden en el beneficio de la nación o que contribuyan a favorecer la amistad de España con la comunidad internacional. Esta distinción fue otorgada a los mexicanos en agosto de 2008, luego de la visita que el presidente de México, Felipe Calderón realizó a España, en julio de ese mismo año. A propuesta del Ministro de Asuntos Exteriores, el rey Juan Carlos y el Consejo de Ministros del gobierno español autorizó conceder dichas condecoraciones. Entre los condecorados con la Gran Cruz de la Orden de Isabel La Católica también está el escritor Carlos Fuentes, quien la recibió el pasado martes de manos del presidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad

Visita Nuestras Galerías

Publicidad