Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Arriaga plasma obsesión a la muerte en filmes

El cineasta asegura que le tiene mucho más miedo a la muerte de sus seres queridos, porque la propia, `acaba, es tu final y ya´.
El cineasta asegura que le tiene mucho más miedo a la muerte de sus seres queridos, porque la propia, `acaba, es tu final y ya´.
Guillermo Arriaga El cineasta asegura que le tiene mucho más miedo a la muerte de sus seres queridos, porque la propia, `acaba, es tu final y ya´. (Foto: clasos.com)

El escritor y director cinematográfico Guillermo Arriaga señaló que así como tiene una obsesión por la muerte en sus historias y películas, en lo personal, no teme morir, pero si le dolería intensamente perder a sus seres queridos. Para quien haya visto algunas de las películas basadas en las historias escritas por el autor de "Dulce amor a muerte", como "Amores perros", "21 Gramos" o "Babel" no le extrañará el hecho de que "La Parca" tenga un lugar primordial en sus relatos. En entrevista con Notimex, previa a la exhibición esta noche, de "The burning plain", su ópera prima como director, que se proyectará esta noche como parte de las galas benéficas del Festival Internacional de Cine de Guadalajara (FICG), Arriaga descubre esa pasión ante la muerte. "Mi obsesión por la muerte es la misma que por la vida, tú no puedes contemplarla con seriedad e intensidad, y con pasión si realmente no la consideras como parte de ella", sentenció el escritor de "Escuadrón guillotina". Agregó que "vivimos una cultura que se obstina en negar la muerte, que somos calvos, que estamos aguados, canosos o que tenemos que ponernos viejos. "Cuando tú niegas la muerte, la vida se convierte en algo gelatinoso, por lo tanto es mi obligación como creador darle a la vida su intensidad y fuerza". A la pregunta de si entonces, esto quiere decir que no teme a la muerte, su rostro se contrae para luego explicar su parecer. "No es que no le tema a la muerte, simplemente es reconocer que llega en cualquier momento y punto, pues no tiene caso hacerse el desentendido; sin embargo, déjame decirte que le tengo mucho más miedo a la muerte de mis seres queridos, porque la propia, acaba es tu final y ya", apuntó. El cineasta añadió que "duelen con la muerte los proyectos inacabados, el no poder decirle ya a la gente que tu querías cosas que sientes, que era importante decírselas, yo, en lo personal aprovecho todos los momentos que me da la vida para tratar de aclarar las cosas que son necesarias". Durante las entrevistas, en diversas ocasiones Arriaga se acercó a sus padres y esposa, que estaban en el lobby, con el fin de decirles que tuvieran paciencia debido a que estaba muy acaparado por los medios. lo que denotaba el gran amor que lo une a sus seres queridos. "Mira mi trabajo tiene que ver con mi identidad. ¨Quién soy yo y el quién soy yo, quién eres tú para los demás, pues eres padre, esposo, hermano, enemigo o amigo y eso te define. Y cuando uno de esos seres está ausente de tu vida, tu identidad se mutila de una forma terrible y total", agregó. Subrayó que entonces el peso de los muertos sobre los vivos es definitivo, "es una de las obsesiones de mi trabajo como ha estado presente en `Dulce olor a muerte", en `El Búfalo de la noche", en `Rogelio", en `21 gramos" y `Los tres entierros de Melquíades Estrada"". Dijo que "ahora mismo lo podrás apreciar en `The burning plain", es esencia del relato en el que confluyen diversas formas de vida". Reveló que "Amores perros" surgió a raíz de un accidente automovilístico, en el que en forma incidental conoció a personas que no tenía porque haberlas conocido. Puede decirse que `The burning plain", surge también de alguna experiencia de vida". "Así es. Tiene que ver con varias cosas, una de ellas, un incendio que presencié durante mi infancia, allá en la Colonia Modelo, en la Ciudad de México, en donde vivía", afirmó. El ahora escritor comentó que el incendio marcó su vida, pero sobre todo, cuando escuchó decir, a un bombero: "Hay alguien adentro", "aunque primero habían dicho que no había nadie, y el hecho tan sólo de imaginar que en medio de esas llamas había alguien, te impacta, te pega emocionalmente". Arriaga señaló que más allá de las situaciones de muerte lo que buscó contar en "The burning plain", fue el sentimiento de amor. "Ahí está la fuerza de amor, en cada uno existe, el que propone, el que provoca, que hiere y que da esperanza. Creo que está un poco devaluado, no estoy hablando del amor de tarjeta de San Valentín, sino del capaz de provocar la muerte y la destrucción", explicó. Arriaga apuntó entonces a uno de los personajes de su filme, a "Sylvia" (Charlize Teron). "Habla del misterio de cada personaje, sobre todo de ella, que sucede en su mente para estar sumergida en esta situación", comentó. Respecto a los señalamientos de algunos críticos, en el sentido de que no deja pistas para que se vayan revelando esos misterios, Arriaga es contundente. "Lo que sucede es que yo confío en la inteligencia del espectador, que es capaz de elaborar una película en su cabeza, de que lleve una historia paralela a la que le estoy contando", dijo. "No le estoy dando las cosas masticadas, sino elementos para que trabaje. Hay gente a la que no le gusta, pero lo importante es que el público la sigue pensando después de que la vio", señaló. En cuanto al estreno de "The burning plain" en México, informó que en septiembre u octubre estará en unas 300 salas del país, pero que ya se estrenó en España, Inglaterra, Francia, Bélgica, Luxemburgo, Italia, Holanda. Vienen Turquía, Australia, Sudáfrica, Alemania, Japón y Rusia, entre otros países.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad

Visita Nuestras Galerías

Publicidad