Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Princesa de Noruega visita enfermos de sida

Mette-Marit se comprometió ante un grupo de enfermas a seguir apoyando las iniciativas dirigidas a detener la propagación del VIH y a atender las necesidades de las personas seropositivas.
Mette-Marit se comprometió ante un grupo de enfermas a seguir apoyando las iniciativas dirigidas a detener la propagación del VIH y a atender las necesidades de las personas seropositivas.
Princesa de Noruega Mette-Marit se comprometió ante un grupo de enfermas a seguir apoyando las iniciativas dirigidas a detener la propagación del VIH y a atender las necesidades de las personas seropositivas. (Foto: Mette-Marit se comprometió ante un grupo de enfermas a seguir apoyando las iniciativas dirigidas a detener la propagación del VIH y a atender las necesidades de las personas seropositivas.)

La princesa heredera de Noruega, Mette-Marit, visitó hoy en ciudad de México una clínica especializada en sida para conocer los trabajos que las autoridades y los organismos civiles locales realizan para atender y prevenir la enfermedad. Mette-Marit, representante especial de ONUSIDA, el programa de las Naciones Unidas que combate esta epidemia, mostró en el encuentro un particular interés por saber cómo se implican las autoridades y la sociedad mexicana en la respuesta a la infección y al tratamiento de los jóvenes. Durante una visita de más de una hora y media, amenizada por un breve recital del flautista mexicano Horacio Franco, la princesa se comprometió ante un grupo de enfermas a seguir apoyando las iniciativas dirigidas a detener la propagación del VIH y a atender las necesidades de las personas seropositivas. La princesa, que realiza estos días una visita oficial al país latinoamericano con el príncipe heredero de Noruega, su esposo Haakon Magnus, estuvo acompañada por el secretario de Salud de la capital mexicana, Armando Ahued, y el responsable del Instituto Nacional de Salud Pública de la ciudad, Stefano Bertozzi. En el acto celebrado en una clínica de la colonia Condesa, un barrio residencial del centro de la urbe, Mette-Marit no se dirigió a la prensa aunque sí a algunas personas que padecen sida. La representante de la ONG mexicana Salud Integral para la Mujer, Alejandra García, una de las personas con las que se reunió la princesa, respondió a sus inquietudes sobre las actividades y trabajos que realiza México para ayudar a los enfermos de sida y sus familias. "Lo importante es que las mujeres que tienen o están en el poder hagan acciones positivas para las mujeres", afirmó a Efe García al terminar el acto. Vestida con una chaqueta roja lisa y una falda blanca con flores, Mette-Marit agradeció a las autoridades locales de salud, a las ONG y al personal médico y de enfermería del hospital los esfuerzos que realizan por atender a los enfermos de sida y advirtió de los retos que aún existen en la lucha contra la enfermedad. Se calcula que en México existen más de 200.000 personas con VIH y que unas 28.000 reciben el tratamiento antirretroviral. Además, casi un 45 por ciento de los infectados que requiere tratamiento no ha sido diagnosticado ni incorporado a los programas federales contra la enfermedad

NEWSLETTER
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad