Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Siegfried y Roy Reaparecen luego de cinco años

En octubre de 2003, el tigre clavó sus dientes en la nuca de Horn y lo arrastró fuera del escenario, lo que le dejó una parálisis parcial, una arteria del cuello dañada y la traquea destrozada.
En octubre de 2003, el tigre clavó sus dientes en la nuca de Horn y lo arrastró fuera del escenario, lo que le dejó una parálisis parcial, una arteria del cuello dañada y la traquea destrozada.
Siegfried y Roy En octubre de 2003, el tigre clavó sus dientes en la nuca de Horn y lo arrastró fuera del escenario, lo que le dejó una parálisis parcial, una arteria del cuello dañada y la traquea destrozada. (Foto: En octubre de 2003, el tigre clavó sus dientes en la nuca de Horn y lo arrastró fuera del escenario, lo que le dejó una parálisis parcial, una arteria del cuello dañada y la traquea destrozada.)

Los ilusionistas Siegfried y Roy, y el tigre de Bengala que terminó con sus carreras, compartieron el escenario nuevamente para una presentación de beneficencia. En el breve espectáculo del sábado por la noche, Roy Horn y Siegfried Fischbacher se presentaron con Montecore, el enorme tigre blanco que hirió brutalmente a Horn durante una presentación en 2003. Horn iba vestido con ropas negras y se cubrió el rostro con una máscara de calavera. El escenario negro estaba cubierto con humo. Horn cojeaba lentamente y a menudo se detenía apoyándose en el hombro de Fischbacher. Los dos presentaron lentamente un truco clásico. Fischbacher, vestido con prendas blancas y una máscara, estaba dentro de una jaula que cubrieron con una cortina. Horn retiró la tela unos segundos después y Fischbacher apareció del otro lado del escenario mientras que un tigre enorme estaba en su lugar. Cuando el público aplaudió y se puso de pie, los dos se quitaron las máscaras. Fischbacher permanecía de pie entre el tigre y Horn. Saludaron con la mano y lanzaron besos, pero no dijeron nada. El representante de los artistas nacidos en Alemania, Bernie Yuman, confirmó más tarde que el tigre era Montecore. En octubre de 2003, el tigre clavó sus dientes en la nuca de Horn y lo arrastró fuera del escenario frente a un público horrorizado. El ilusionista, de 64 años ahora, quedó con una parálisis parcial, una arteria del cuello dañada y la traquea destrozada. Fue entonces que el espectáculo de ''Siegfried & Roy'' en el hotel y casino Mirage, uno de los más exitosos de la historia de Las Vegas, perdió su brillo inmediatamente y terminó luego de 13 años y más de 5 mil presentaciones. El espectáculo del sábado en el hotel y casino Bellagio fue parte de un acto de beneficencia para el Centro Lou Ruvo de Salud Neurológica de la Clínica de Cleveland. El centro, que atenderá desórdenes cerebrales como los que tiene Horn, se abrirá este año.

NEWSLETTER
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad