Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Roman Polanski sostienen juicio en su contra

Un juez se negó este martes a desestimar el caso abierto hace 31 años contra el cineasta.
Un juez se negó este martes a desestimar el caso abierto hace 31 años contra el cineasta.
Roman Polanski Un juez se negó este martes a desestimar el caso abierto hace 31 años contra el cineasta. (Foto: AP)

Un juez se negó este martes a desestimar el caso abierto hace 31 años contra Roman Polanski por violación al considerar que está prófugo, pero señaló que podría reconsiderar si el cineasta regresa a Estados Unidos y comparece en la corte. El juez Peter Espinoza, del Tribunal Superior de Los Ángeles, dijo que después de ver un documental sobre el caso coincide en que un juez, ya difunto, incurrió en mala conducta profesional cuando concertó una declaración de culpabilidad, de la cual después se retractó. Polanski, ahora con 75 años, se declaró culpable en 1977 de tener relaciones sexuales ilegales con una niña de 13 años, y escapó a Francia en febrero del año siguiente. Pasó 42 días en prisión en lo que sus abogados creyeron sería la totalidad de su sentencia bajo el acuerdo según el cual se declaró culpable. Pero una decisión del ahora extinto juez de darle más tiempo en la cárcel y exigir su deportación voluntaria lo llevó a abandonar el país. "Habiendo revisado toda la evidencia en este caso, hubo una mala conducta sustancial que ocurrió en el tiempo que ha estado pendiente este caso", dijo Espinoza. Pero añadió que si Polanski desea tener un fallo en ese punto relevante "solamente necesita someterse a la jurisdicción de esta corte". Espinoza prolongó su propia decisión hasta el 7 de mayo y le ordenó a los abogados de la defensa que comparezcan entonces en la corte. "Si ustedes están anticipando la presencia del señor Polanski en esa fecha, yo necesitaría una notificación para ordenar seguridad", expresó Espinoza al abogado del cineasta, Chad Hummel. El juez señaló la numerosa presencia de medios de comunicación en la audiencia vespertina del martes, aunque se sabía que Polanski no aparecería. Hummel solicitó al juez "orientación sobre lo que podría suceder si (Polanski) regresa". No la consiguió. El documental, de la cadena de cable HBO, puso a Polanski nuevamente en el candelero, aunque no es una de su propia producción. "Roman Polanski: Wanted and Desired" (Roman Polanski: buscado y deseado) ofreció nueva información sobre las acciones del hoy extinto juez que presidió su caso, un escenario que sus abogados dijeron que equivale a mala conducta profesional. El director ha dicho a través de su abogado que no planea comparecer. De hecho, dice que ni siquiera tiene planes de volver a poner un pie en Estados Unidos. Si decidiera comparecer probablemente sería arrestado, porque se lo ha declarado prófugo. La oficina del fiscal de distrito ha argumentado en documentos que, como un fugitivo de la justicia, Polanski no tiene derecho a los procesos de la corte a menos que comparezca en persona para solicitar la desestimación del caso. Hummel ha presentado varios argumentos legales según los cuales debe permitirse que el caso de Polanski se discuta en su ausencia. Desde que radicó el pedido de desestimación a principios de diciembre, Hummel ha presentado varias mociones, incluida una solicitud de que se inhabilite a todo el Tribunal Superior de Los Angeles del caso por su parcialidad en contra de Polanski. El juez Espinoza sostiene que ni él ni ningún otro juez de su corte estaba parcializado contra Polanski, posición confirmada por un tribunal de apelaciones. El documental sobre el caso sugiere que hubo manipulaciones. Polanski vive en Francia, donde su carrera ha seguido floreciendo. Recibió un Oscar in absentia como director de la película del 2002 "El pianista". Mientras trabajaba en Estados Unidos filmó los clásicos "Chinatown" y "El bebé de Rosemary".

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad