Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Fernanda Villeli una vida de telenovela

A sus 86 años, la mujer que escribió más de 60 melodramas para la televisión, hizo un recuento de su vida y destaca que nunca dejó ver a sus hijos una sola de sus creaciones.
viernes 07 diciembre 2007
A sus 86 años, la mujer que escribió más de 60 melodramas para la televisión, hizo un 
recuento de su vida y destaca que nunca dejó ver a sus hijos una sola de sus creaciones.
FERNANDA VILLELI A sus 86 años, la mujer que escribió más de 60 melodramas para la televisión, hizo un recuento de su vida y destaca que nunca dejó ver a sus hijos una sola de sus creaciones. (Foto: Archivo Quién)

La vida de es una serie de afortunadas contradicciones. Su madre era una mujer altamente conservadora, y Fernanda se convirtió en toda una liberal. Cuando se casó, la familia de su esposo apostaba porque ese matrimonio no duraría, y estuvo 57 años con el mismo hombre. Mientras las costumbres de la época dictaban que las mujeres sólo se dedicaran a cuidar a su esposo y sus hijos, Villeli además de eso, se puso a trabajar. A lo largo de cinco décadas ha escrito más de 60 telenovelas, pero nunca dejó que sus cuatro hijos vieran una sola. Y por si no bastara, tampoco se llama , su verdadero nombre es Ofelia Villenave y tiene 86 años, aunque es tan tierna como una niña. Angustia del pasado

Apenas tenía 16 años cuando Ofelia comenzó a trabajar. Su padre, Carlos G. Villenave, se dedicaba a escribir guiones para vodevil (comedia frívola, ligera y picante) con temas políticos que se presentaban en carpas. Frecuentemente sus obras eran protagonizadas por Mario Moreno Cantinflas y Roberto El Panzón Soto. Era el México de los 30 y Don Carlos estaba en la cresta de la ola. Pero junto con la abundancia empezaron a llegar las mujeres. Tantas, que había largas temporadas que el patriarca no llegaba a su hogar y la señora Juana Garza de Villenave se quedaba sin dinero para el sustento de sus dos hijas, Yolanda y Ofelia.

Publicidad

El hecho de que se dividieran los ingresos de su papá en otras casas chicas hartó a Ofelia, así que, tras haber terminado sus estudios de secretariado, ingresó al Banco de México para incorporarse a un grupo de secretarias parlamentarias que transcribían las reuniones.

En 1952, Rodrigo Gómez se convirtió en director general del Banco de México, cargo que ocupó durante 18 años, y Ofelia fue designada su secretaria particular gracias a la velocidad que tenía con la máquina de escribir. Tiempo después jefe y asistente viajaron a Washington por asuntos de trabajo, pero la joven Villenave decidió quedarse en la capital norteamericana para perfeccionar su inglés y entró a la American University a tomar clases de guionismo. Más tarde se incorporó al Fondo Monetario Internacional, también como secretaria. Muchacha mexicana viene a casarse Después de vivir algunos años en Estados Unidos, Ofelia regresó a México para tomar unas vacaciones y ver a sus papás. Por medio de unos amigos conoció a Francisco José Fuentes Berain, un joven abogado de 33 años bastante atractivo, quien quedó fascinado con una Ofelia de 28 años, corta estatura y buen gusto para vestir. Para las costumbres de la época Ofelia y Francisco estaban en el rango de solterones así que no perdieron el tiempo y comenzaron a salir, se hicieron novios y el 10 de julio de 1947 contrajeron nupcias.

Comenzaron las apuestas por parte de la familia Fuentes Berain de que ese matrimonio no duraría más de tres meses. La suegra de Ofelia la consideraba suficientemente morena, pobre y liberal como para estar con su hijo. Por su parte, la mamá de Ofelia le dijo a Francisco que se había casado con una mujer que no sabía ni calentar agua en una olla y él le respondió: "No quiero una cocinera, sino una compañera".

Los recién casados se instalaron en la calle José Joaquín Fernández de Lizardi en la colonia del Periodista, era una casa que el papá de Ofelia les regaló. En ese entonces Francisco trabajaba en su despacho, que tenía su propio nombre, ubicado en el Centro Histórico.

En poco tiempo la pareja le dio la bienvenida a su primogénito a quien llamaron Rolando. Luego vino Sandra. Pero Ofelia comenzaba a aburrirse con su limitada vida de ama de casa. Era una mujer que siempre había trabajado y no estaba dispuesta a dedicarse solamente a cambiar pañales, así que le dijo a su esposo que se iba poner a trabajar en lo que más le gustaba: contar historias. Al día siguiente Francisco llegó con una máquina de escribir y le dijo: "a mí no me vas a hacer responsable de tu frustración" Ofelia se puso a teclear como nunca y comenzó a escribir radionovelas, que gracias a su amigo Jesús Gómez Obregón, directivo de Televisa, se pudieron recrear en la xew. El precio del cielo

Los teleteatros comenzaron a ser un fenómeno en la televisión mexicana. Ofelia, Obregón y Jesús Valero se propusieron incursionar en un nuevo género: hacer en tele lo que habían realizado en radio. La escritora adaptó para televisión una de sus historias que había escrito para radio: Senda prohibida, la cual se convertiría en la primera telenovela que se transmitió en México, en 1958.

Ofelia vio el primer capítulo de su obra desde su casa, acompañada de Francisco. Este último se sorprendió que muchos de los objetos que aparecían en la pantalla eran de su propio hogar. Y es que como en esa época la telenovela era algo experimental no se le destinaba dinero y cada quien llevaba cosas para ambientar el set. Al momento de leer los créditos se dieron cuenta que la historia se le atribuía a una tal y sonrieron en complicidad. Previamente Ofelia y Francisco habían acordado que, debido a la mala relación de ésta con sus suegra, era mejor utilizar un seudónimo en la autoría de estas historias para evitar una confrontación. Y así, entre los dos pactaron que el alter ego de Ofelia sería .

La historia original de Senda prohibida tuvo 50 capítulos, pero el éxito fue tan grande que en la segunda versión se incluyeron 120 capítulos y 250 en la tercera. "Procuro que la gente se identifique con el problema que se está tratando, comenta en entrevista Villeli. "En Senda prohibida el tema era el adulterio, la casa chica. Un problema que ocurre no sólo en México ni en las altas esferas de la sociedad. Es algo común. Al principio la telenovela escandalizó, pero bien que la veían".

El diario de Fernanda

Después de siete años, los Fuentes Berain Villenave tuvieron otras dos hijas: Marcela y Rossana. La Villeli, para entonces el seudónimo ya era muy famoso, se dividía en el día a día para poder cumplir con sus roles de mamá, esposa y escritora. Por la mañana, antes de que sus hijos se despertaran ya había trabajado al menos un par de horas en sus historias. Posteriormente iba a dejar a sus hijos menores al colegio, mientras que a los mayores los llevaba el papá. Regresaba a casa y atendía los asuntos del hogar. Por la tarde, el personal de servicio iba por los niños, comían todos en familia y, a través de un monitor, se daba cuenta de lo que estaba pasando en el jardín con sus hijos.

Los cuatro herederos de los Fuentes Berain tenían prohibido ver televisión. Y es que tanto su madre como su padre querían educarlos mediante los libros. Las historias que yo escribía no eran para niños así que mis hijos no tenían porque verlas. Sin embargo, los pequeños, de vez en cuando se iban a escondidas al cuarto de las muchachas para ver a los actores interpretar los diálogos creados por su mamá.

Una vez, recuerda emocionada Fernanda: " Mis hijas Marcela y Sandra (en plena adolescencia) encontraron un negocio paralelo a las historias y me robaban los guiones para vendérselos a las mamás de sus amigas, quienes se enteraban de los finales de las telenovelas antes que nadie". Otra de las anécdotas memorables de Fernanda sucedió mientras hablaba por teléfono con su colega escritora Caridad Bravo Adams. Las dos planeaban la muerte de uno de sus personajes. Ofelia le dijo que ya había consultado con un mecánico para saber cuánto tiempo pasaba, desde que se cortaba el conducto del líquido de frenos hasta que el coche se quedaba sin frenos. "Yo creo que es la mejor forma de matarlo", concluyó Caridad y de pronto oyeron una expresión de sorpresa y horror en el teléfono. Se habían cruzado las líneas y al otro lado de la bocina un hombre horrorizado les gritaba "¡malditas asesinas!".

El dolor de amar

En casa, la Villeli y los suyos se volvieron expertos en el arte de negociar. Dado que Francisco era abogado, cualquier tipo de acuerdo familiar ameritaba un contrato por escrito con las respectivas rúbricas de los involucrados. Si las hijas querían salir en la noche, tenían que firmar un documento donde se establecía la hora de llegada. Uno de los contratos más célebres de los Fuentes Berain fue el que firmaron Ofelia y Francisco donde él cedía que sus hijos hicieran la primera comunión "era agnóstico", pero su esposa se comprometía a que las clases de catecismo fueran particulares. Eran una familia fuera de lo convencional. Los padres dividían en dos grupos a la servidumbre y uno sólo podía obedecer órdenes de Ofelia y otro sólo del señor. Ya en edad adulta Francisco Fuentes Berain sufrió un derrame cerebral. En su casa de la colonia del Periodista había una escalera muy grande que él ya no podía subir, así que decidieron cambiarse a un departamento en la colonia Roma. Finalmente el esposo de Ofelia falleció en 2004, tras 57 años de casados. Sus últimas palabras, en brazos de su hija Rossana, fueron: "Tu madre fue el amor de mi vida".

SUS MÁS GRANDES CREACIONES

1. Senda prohibida (1958) 2. El precio del cielo (1959) 3. Mi esposa se divorcia (1959) 4. Cuidado con el ángel (1960) 5. Un rostro en el pasado (1960) 6. Una noche sin mañana (1961) 7. La sospecha (1961) 8. La actriz (1962) 9. Marcela (1962) 10. Penumbra (1962) 11. La mesera (1963) 12. Padres culpables (1963) 13. México 1900 (1964) 14. San Martín de Porres (1964)* 15. No quiero lágrimas (1965) 16. Amor y orgullo (1966) 17. El dolor de amar (1966) 18. Espejismo brillaba (1966) 19. Detrás del muro (1967) 20. Angustia del pasado (1967) 21. Incertidumbre (1967) 22. Obsesión (1967) 23. Un pobre hombre (1967) 24. Los inconformes (1968) 25. Mi maestro (1968) 26. Tiempo de perdón (1968) 27. El Dios de barro (1970) 28. La maestra (1971) 29. Lucía sombra (1971) 30. Muchacha italiana viene a casarse II (1972)* 31. Mi rival (1973)* 32. Ana del aire (1974)* 33. El chofer (1974) 34. El manantial (1974)* 35. El milagro de vivir (1975) 36. Lo imperdonable (1975)* 37. Mañana será otro día (1976) 38. Mundos opuestos (1976) 39. Pacto de amor (1977) 40. Pasiones encendidas (1978) 41. Pecado de amor (1978) 42. Amor prohibido (1979) 43. El cielo es para todos (1979) 44. Muchachas de barrio (1979) 45. Aprendiendo a amar (1980) 46. Corazones sin rumbo (1980) 47. Extraños caminos del amor (1981) 48. El derecho de nacer II (1982)* 49. Amor ajeno (1983) 50. El maleficio (1983) 51. La traición (1984) 52. El engaño (1986)* 53. Lo blanco y lo negro (1989) 54. Morir para vivir (1989)* 55. Un rostro en mi pasado (1989) 56. Destino (1990) 57. Al filo de la muerte (1991) 58. La sonrisa del diablo (1992)* 59. Azul (1996)* 60. El diario de Daniela (1998) 61. La casa en la playa (2000)* 62. El derecho de nacer III (2001)*

*Sólo adaptación.

Publicidad