Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Diego Ventura nos abre las puertas de su casa mexicana

El rejoneador portugués tiene la tradición de pasar una temporada en el rancho El Ciervo en Tequisquiapan. Enamorado de nuestro país, nos revela sus secretos más personales.
viernes 01 noviembre 2019

Diego Ventura nos invitó a pasar el día en el rancho que se ha convertido en su hogar mexicano. El torero nos platicó en exclusiva para Quién sobre su vida personal, sus caballos y sus aficiones fuera del ruedo.

Abajo del caballo, el matador tiene una vida llena de aventuras y pasión. Aunque pasa más de nueve horas al día montando y entrenando al animal, también tiene una gran afición por la caza y disfruta convivir con su familia y amigos.

Cuando viene a México disfruta del clima, la comida y la gente que se ha convertido en su familia. Se instala en El Ciervo para poder participar en la temporada grande de nuestro país.

Publicidad

Diego confiesa que su gusto por los toros lo heredó de su padre, quien también era rejoneador. La primera vez que toreó frente al público fue a los ocho años y, diez años después, tomó la alternativa.

El torero no se imagina haciendo otra cosa que no sea rejonear y, no podríamos estar más de acuerdo con él, pues tiene un innato talento para dominar al caballo.

Como muchos toreros, es supersticioso desde la preparación previa a entrar al ruedo. Empieza a vestirse por el lado izquierdo con ayuda de Iván, su mozo de espadas, y al entrar al ruedo también pisa con el lado zurdo y se persigna tres veces encomendándose a Dios y a la Virgen del Rocío.

El rejoneador nos cuenta que lo que más disfruta de una faena es la conexión que se establece entre el público con él y con el toro. Si la gente goza la corrida, sin importar cómo termine, Diego se ha llevado un triunfo.

Publicidad

La Monumental Plaza México ha sido uno de los escenarios más importantes para el rejoneador, ya que desde hace 70 años no se veía un indulto. El 12 de noviembre del año pasado se vivió una tarde llena de tauromaquia que concluyó con el triunfo de Ventura al indultar a “fantasma”.

Para un torero, el indulto del toro es una de las cosas más emblemáticas que pueden pasar en una corrida, es el mayor premio que se puede tener al torear a un buen toro. Este procedimiento consiste en curar las heridas del toro tras haber sido una excelente faena y regresarlo al campo como un semental.

Diego Ventura es un gran maestro del toreo y nos reveló que heredó a su hijo pequeño la gran pasión que le tiene a los caballos, así que hay grandes probabilidades de que exista un rejoneador Ventura en una tercera generación.

No te puedes perder las fechas que tendrá Diego Ventura alrededor del país.

Publicidad
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad

Visita Nuestras Galerías

Publicidad