Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Las princesas de Jordania nos comparten su método para encontrar la felicidad

Noor y Sarah Bint Asem nos platicaron de la realidad sobre vivir en un castillo. Además nos compartieron los mejores consejos para mejorar las relaciones y alcanzar la plenitud.
lunes 09 noviembre 2020
princesas de jordania.jpg
Sarah y Noor de Jordania

A toda persona que vive fuera de un castillo, le intriga saber cómo es la vida ahí adentro. La curiosidad y los cuentos nos han llevado a pensar que todo es mágico y que la realeza suele tener la vida perfecta. Tuvimos la oportunidad de platicar con Noor y Sarah Bint Asem, bisnietas del rey Abdullah I de Jordania, en el foro Wellbeing 360°: your toolbox for a changing world del Instituto de Ciencias de la Felicidad de Universidad Tecmilenio en donde además de contarnos los secretos de la vida en realeza, nos dieron los mejores consejos para mejorar las relaciones con los demás, aumentar el amor propio y así poder llegar a ser felices. Pues ambas vivieron de cerca el divorcio de sus padres, por lo que han aprendido a salir adelante ante el fracaso en el amor, y por ello buscaron la fórmula para llevar buenas relaciones y ser felices.

Publicidad

¿Cómo es la vida en un palacio y cómo han logrado mantener su esencia en el mundo de la realeza? Entre risas nos rompieron la ilusión que todos tenemos sobre la vida de princesas, en donde aceptaron que si viviéramos un día con ellas, nos percataríamos de que es tan común y corriente como el de cualquier otra persona, pues son mamás y emprendedoras a la vez, aunque claro algunas veces tienen ciertos compromisos por cumplir. Además las hermanas nos platicaron que desde chiquitas se han dado cuenta que durante los momentos más difíciles de su vida han estado alejadas de su verdadera esencia, por lo que suelen implementar una pausa obligatoria y realizar una introspección para encontrar qué es lo que está pasando en su interior. Por ello decidieron hacer un proyecto juntas en donde buscan aconsejar al mundo con los pasos a seguir para tener el autoconocimiento y poder encontrar la verdadera felicidad. Para ellas, la esencia personal es el resultado de la combinación entre identificar el propósito de vida, alinearlo con tus valores y explotar al máximo las cualidades que te hacen único. Pero, ¿cómo la encontramos y explotamos? Trabajándola diario, con paciencia y haciendo un esfuerzo para identificar qué es lo que nos da paz. La clave más importante es saber cuándo es necesario hacer una pausa y empezar a trabajar en nuestro interior.

Un buen momento para parar es cuando no dejas ir al pasado y sólo proyectas algo incierto para el futuro.
Sarah Bint Asem

Publicidad

Noor y Sarah, con su programa de psicología positiva, buscan cambiar la mentalidad de chicos y grandes adaptándose a cada persona tal cual es. Ellas quieren dar las herramientas para enseñar que sin importar la edad, es necesario trabajar en nuestro interior y la mejor manera que han encontrado es explicándole a los papás cómo enseñarle a los hijos a hacerlo desde que tienen uso de razón. Por otro lado, haciéndolo de la misma manera con los jóvenes, para poder ir mejorando de generación en generación. “Si hay buena comunicación con el interior, eso se verá reflejado en el exterior, así poco a poco irán habiendo cambios en la población”, dijeron las princesas.

Para hacer un cambio en el interior y mejorar, tienes que conocer tus fortalezas y debilidades.
Noor Bint Asem

Las princesas cerraron con un último consejo, pues aseguraron que para que las personas encuentren su felicidad es necesario disfrutar las cosas tan simples que nos llenan el corazón, ya sea simplemente el hecho de tomar un café o ver un atardecer. También aseguraron que debemos de encontrar momentos donde nos podamos morir de risa y relajarnos. Finalmente, tenemos que ser fieles a lo que pensamos, sentimos y hacemos, así como encontrar el balance entre las tres para poder tener esa paz y tranquilidad que nos llevará a ser más felices cada día. Y tú, ¿estás listo para ser feliz?

Publicidad
Publicidad