Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Historias

Deborah Dana, fundadora de Canasta Rosa, en plática sobre su emprendimiento

A tres años de crear su plataforma e-commerce, la creadora nos comparte sus mayores aprendizajes y visión al futuro. Además nos compartió tips para los emprendedores hablando por experiencia propia.
mié 28 octubre 2020 12:03 PM

La plataforma de compra-venta de productos locales y artesanales en México, Canasta Rosa, celebra tres años desde su apertura y con ello su fundadora, Deborah Dana, nos comparte sus logros, aprendizajes y orgullos de la marca. Después de muchos años de trabajo dando mentoría a emprendedores y habiendo sido la co-fundadora de Kiwilimón, declaró haber entendido el impacto que se puede tener desde el contenido en las ventas de cualquier marca. Hoy cuenta con un ecosistema que apoya a emprendedores, siendo más de cuatro mil personas las que tienen ingreso directamente de su plataforma.

Publicidad

Junto con el desarrollador Israel Díaz, Deborah Dana lanzó Canasta Rosa en 2017, pues la fundadora declaró que uno de los aprendizajes más grandes en Kiwilimón fue contar en el equipo con un experto en tecnología que aplique su pasión en el proyecto. En este e-commerce podrás comprar y vender desde cualquier punto de la República Mexicana con servicio de paquetería standard o express, este último sólo disponible en la misma ciudad con moto y coche, siendo la CDMX, Monterrey, Guadalajara y Querétaro algunos de los puntos con esta posibilidad. También Deborah platicó sobre sus próximos planes de crecimiento. “Nos hemos dado cuenta que la oportunidad en México es demasiado grande, así que primero vamos a expandirnos aún más nacionalmente antes de llegar a otros países, sin embargo, seguimos viendo la posibilidad de internacionalizarnos dentro de 9 a 12 meses”, dijo.

Sobre las dificultades enfrentadas como CEO de Canasta Rosa hizo énfasis en el reto de escalar las operaciones, pues aseguró que para que llegue un producto artesanal a las manos de un comprador en dos horas se necesita una operación gigantesca. “Además no es lo mismo entregar 100 órdenes, a entregar mil o un millón”, contó. Y para lograrlo aseguró que fue necesario contratar a las personas correctas, además de tener los softwares, programas y los recursos físicos necesarios. Por lo que resultó ser un reto total encontrar al talento adecuado para llegar a sus objetivos. Aunque, aseguró, que una de las acciones clave para el éxito de Canasta Rosa ha sido la inversión en su gente, pues Dana nos dijo que pelearía por sus 75 empleados en caso de que les ofrecieran otro trabajo.

Al final la gente ve la punta del iceberg, pero todo lo que hay detrás es enorme.
Deborah Dana

 

También habló sobre las soluciones que creó para resolver pequeñas trabas en la empresa, pues en la marcha se dio cuenta que las teorías famosas sobre dirección de empresas no funcionaban para los emprendedores, ya que están enfocadas en grandes corporativos. Por ello, se vió en la necesidad de desarrollar soluciones de logística, de pagos y de marketing, mismas en las que confía que para el día de mañana puedan ser empresas por sí solas; dado que pueden servir para llegar a muchos más clientes (saliendo del marketplace). Además resaltó la importancia de escuchar a los consumidores en un negocio: “todo lo que hacemos lo hacemos con base en las necesidades tanto de los compradores como de los vendedores, no con base en nuestras hipótesis o ideas”, dijo, mientras narraba que todos los días tiene llamadas con ambas partes para desarrollar sus productos, lo que aseguró que le abrió los ojos a todas las necesidades que no estaban atacando otras plataformas, haciendo distintivo a Canasta Rosa del resto.

Si eres emprendedor, ¡pon atención!: Deborah nos compartió tres tips para atreverte a aterrizar tu idea y hacerla realidad:

  1. La diferencia entre una idea y un emprendimiento es lanzarse, la gente espera mucho para tomar la decisión o hace demasiado cuestionamiento de su proyecto. Hagan un piloto, pruébenlo de alguna manera, no tienen que ir y hacer algo enorme pero probarlo te va a dar data para ver si lo deberías de hacer o no.
  2. Documenta tu idea de alguna manera; el puro proceso de hacer una presentación para un inversionista o de crear un estado financiero te va a ayudar a bajar tu idea. Además sabrás cuáles son los pasos a seguir una vez que la lances.
  3. Formar parte de una comunidad (sea la que sea). Hoy hay miles padrísimas que apoyan a diferentes tipos de emprendedores, pero si lo estás haciendo con más gente que piensa similar a ti te motivará a seguir adelante. Yo estoy en Co-Madre y en Online Girls, además en Canasta Rosa veo como entre todos se ayudan, por lo que definitivamente creo que ser parte de algo así tiene un impacto grande.

Finalmente compartió el dato que la enorgullece y la motiva a seguir creciendo su plataforma: gracias a Canasta Rosa más de 4 mil personas tienen un ingreso directo con el cual alcanzan a tener un buen estilo de vida. “Esta fue la razón por la que empezamos y es muy gratificante ver que la gente hace lo que le gusta hacer desde sus casas ganando bien”, concluyó.

Screen Shot 2020-10-26 at 14.26.23.png
Productos Canasta Rosa

 
Publicidad