¿Granitos? Te decimos cómo eliminarlos

Si estás notando salpullidos en la piel que no tenías antes, tal vez estés haciendo una de estas seis cosas.
¿Te están saliendo granitos y no sabes por qué?
 ¿Te están saliendo granitos y no sabes por qué?  (Foto: Shutterstock)

¿Ya no estás en la adolescencia pero te salen granitos de los que no te puedes deshacer? Tal vez estás haciendo alguna de estas cosas que podrían estar sacándote erupciones en la piel. No te preocupes, a menos que tengas un problema más serio, es fácil evitar esos horribles y molestos granitos.*
*Recuerda visitar a tu dermatólogo si tienes un problema de acné más serio.


1. Tocarte la cara
Lo hemos dicho cien veces, y lo diremos aún más: tocarte la cara es pésimo para la piel. Ya sea que estás ansiosa o tienes un granito, el contacto de la suciedad de los dedos con la piel de la cara, sólo hace que se infecte la piel y los poros se tapen. Si eres adicta a quitarte los puntos negros, también debes dejar de hacerlo. Estás esparciendo las bacterias por tu piel, causando aún más acné.


Tocarte la cara puede estar haciendo que te salgan granitos.
 Tocarte la cara puede estar haciendo que te salgan granitos.  (Foto: Shutterstock)

2. No lavar tus brochas
Es importantísimo lavar las brochas con las que te maquillas por lo menos una vez cada dos semanas. Al igual que con tus manos, las brochas van guardando bacterias que a su vez se pasan a la piel de tu cara. Si no has lavado las brochas que te compraste hace seis meses, y de repente tienes granos, entonces la razón, sin duda, podría ser que necesitas lavarlas.


Lava tus brochas cada dos semanas para evitar salpullidos.
 Lava tus brochas cada dos semanas para evitar salpullidos.  (Foto: Shutterstock, especial)

3. Hacer ejercicio
Claro que es importante hacer ejercicio, pero también es importante cuidar tu cara al hacerlo. Recuerda que el sudor puede llegar a tapar los poros, y si encima le agregas que hiciste ejercicio con maquillaje, definitivamente tendrás granitos. Lo mejor que puedes hacer es bañarte justo después de hacer ejercicio, de esta manera eliminarás los aceites y el sudor que podrían tapar los poros. Si no tienes tiempo de bañarte, te recomendamos usar una toallita desmaquillante antes y después de bañarte; la primera para quitarte el maquillaje y dejar que los poros respiren mientras te ejercitas y, la segunda, para eliminar el exceso de sebo y aceites.

El sudor podría estar tapándote los poros.
 El sudor podría estar tapándote los poros.  (Foto: Shutterstock, especial)

4. El clima
El clima puede ser un factor importante cuando hablamos de acné. Los cambios climáticos pueden afectar tu piel, especialmente si tienes la piel sensible. Si notas que empiezan a salirte granitos después de unas vacaciones, o al llegar a un lugar nuevo, considera que la razón podría ser el clima. Te recomendamos ir a ver a tu dermatólogo antes y después de un viaje para que te ayude con este tema.


Cuidado con los cambios climáticos.
 Cuidado con los cambios climáticos.  (Foto: Especial)

5. Tu dieta
Hay alimentos que podrías estar consumiendo que están afectando tu piel. Entre ellos, están los alimentos y condimentos picantes. El jitomate, los pimientos y algunos chiles tienen ácido licopeno, que suele ser irritante y puede llegar a cambiar el pH de la piel haciendo que salgan granitos. Otros alimentos como los lácteos, la cafeína, algunas nueces, la soya y la azúcar, también pueden ocasionar lo mismo. Intenta comer menos de estos alimentos y empieza a incluir salmón, kale, espinaca y té verde a tu dieta. Otra opción es cambiar de leche entera a leche de almendras para evitar que tu piel sufra.


Evita los pimientos, los chiles, la cafeína y los lácteos.
 Evita los pimientos, los chiles, la cafeína y los lácteos.  (Foto: Especial)

6. Estás estresada
Esta no es ninguna sorpresa. Sabemos que el estrés puede afectar muchísimas cosas en nuestro organismo. Cuando estás nerviosa y/o estresada, el cuerpo libera hormonas que estimulan la producción de aceites y sebo en exceso. Esto, a su vez, tapa los poros y hace que salgan granitos. Así que si estás preocupada por algo en el trabajo, tienes problemas familiares o en tus relaciones, podrías considerar empezar a meditar, hacer ejercicio al aire libre, o pasar más tiempo con tu mascota para relajarte.


El estrés podría estar afectando tu piel.
 El estrés podría estar afectando tu piel.  (Foto: Shutterstock)
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: Los hermanos incomodos de las celebridades
No te pierdas
×